Míchel Salgado, con dos de sus entrenadores y uno de los equipos de la Academia
Míchel Salgado, con dos de sus entrenadores y uno de los equipos de la Academia - ABC
Mundial de Clubes

La academia de Míchel Salgado, estilo con sello español para desarrollar el fútbol en Dubái

Tras su retirada, el exmadridista se dedica a la formación y ahora trabaja con 1.150 niños y niñas de 69 nacionalidades diferentes

ENVIADO ESPECIAL A DUBÁIActualizado:

En el verano de 2013, El «Dubai Sport City», una zona al sur de la ciudad dedicada exclusivamente al mundo del deporte, encargó a Míchel Salgado la dirección de una Academia de fútbol que diera cobijo a los numerosos niños que querían jugar al deporte rey de un modo más profesional. Más del ochenta por ciento de los habitantes de Dubái son expatriados, y muchos de ellos proceden de países donde el fútbol es el ocio número uno. Era la oportunidad perfecta para que Salgado, retirado pocos meses atrás, se reciclara en una pata del fútbol tanta bonita y agradecida como lo es la formación: «Empezamos hace cuatro años y medio y al principio solo se apuntaron unos cien niños. Hoy, en la Academia hay 1.150 niños y niñas, de entre uno y 18 años, de 69 nacionalidades diferentes. Nos hemos convertido en una referencia para esta ciudad y para el resto del país», detalla Iñaki Beni, el jefe de los veinte entrenadores de la escuela.

Beni trabajó durante ocho temporadas en la Fábrica (de hecho, fue técnico de Achraf y Llorente), y de allí proceden la mayoría de técnicos de la «Spanish Soccer School». Salgado ha sabido rodearse de un cuadro de jóvenes y talentosos entrenadores que han dado un salto de calidad al fútbol de formación de los Emiratos: «Somos una Academia de fútbol con ruedas de club. En estos cuatro años y medio, hemos profesionalizado la formación gracias a un equipo de trabajo que ha implantado en Dubái el sistema español, tan triunfal en la última década. Además, hemos generado en estos niños una cultura del esfuerzo y la competitividad, y le hemos enseñado educación y valores. Aquí se vienen a divertir, pero también a ganar. El sentimiento de pertenencia e identificación con la Academia es muy alto», detalla Beni, que presume de cómo algunos de sus equipos ya han alcanzado el nivel suficiente para participar en distintos torneos de niños celebrados en España.

Con un coste medio de 2.500 dírhams (600 euros) por temporada, los niños aprenden a jugar al fútbol y lo hacen en unas instalaciones premium: cuatro campos naturales, uno artificial y el tope de gama, un campo de fútbol once totalmente cubierto, el único del país, para combatir los 45-50 grados con los que se convive en Dubái entre mayo y octubre: «Damos un servicio de nivel por un precio coherente. Solo somos la quinta escuela más cara del país», explica Beni, la mano derecha de Salgado en «Spanish Soccer School», marca España al nivel del Burj Khalifa de Dubái, el rascacielos más elevado del mundo (828 metros de altura).