Márquez y Dovizioso
Márquez y Dovizioso - AFP

MotoGPCuando Cheste decide al campeón

Marc Márquez y Andrea Dovizioso se juegan el título de MotoGP de 2017, como ya ocurriera en 2015, 2013 o 2006

Actualizado:

Ningún piloto quiere ver reducida su ventaja del año a una última carrera, una última oportunidad. En una sola carrera todo puede pasar y es esa inseguridad de la que escapan todos los de la parrilla. Un error propio o ajeno puede dar al traste con ventajas y buenos resultados que se han trabajado durante toda la temporada. Pero en este 2017, a Marc Márquez no le queda más remedio que templar los nervios una última vez para coronarse por cuarta vez en cinco años en MotoGP.

Es Márquez quien tiene más posibilidades de lograr el título, pues le vale con terminar undécimo. Son 21 puntos de ventaja sobre el otro candidato, Andrea Dovizioso, al que solo le vale ganar y esperar un mal resultado del español. Pero en una carrera, todo puede pasar.

2015

Cheste ya decidió otros títulos, como el de 2015, en el que peleaban Jorge Lorenzo y Valentino Rossi. El italiano partía con 7 puntos de ventaja, pero con una sanción, por la famosa patada de Sepang, que lo obligó a salir último en parrilla. A pesar de la gran remontada, quedó cuarto, no puedo atrapar su décima corona porque ganó la carrera Lorenzo, y con ella, su tercera corona en MotoGP.

2013

En 2013 Valencia acogió otra pelea entre españoles: Márquez y Lorenzo. En esta ocasión era el balear quien tenía 13 puntos de ventaja sobre el de Cervera e hizo lo que tenía que hacer: ganar. Pero debía esperar a que Márquez fuera cuarto o peor y el de Honda se empeñó en subir al podio en tercera posición. Suficiente para atrapar su primer título de MotoGP en su primer año en la categoría. Un bautismo perfecto.

2006

De lo que tiene miedo Márquez este año es de que le ocurra como a Valentino Rossi en 2006, que de tan sencillo que parece su faena acabe todo mal. Aquel año, el italiano tenía ocho puntos de colchón sobre Nicky Hayden. Solo necesitaba terminar por delante del norteamericano, pero se complicó en las primeras vueltas, pues en un adelantamiento Rossi se fue al suelo, y ni siquiera volver a pista y terminar decimotercero le sirvió de algo. Hayden aprovechó la circunstancia para terminar en el podio, en tercer lugar, y llevarse el único título de su carrera.