Maverick Viñales celebra la «pole» en Aragón
Maverick Viñales celebra la «pole» en Aragón - AFP

MotoGP | GP AragónViñales reclama su sitio

Su segunda «pole» consecutiva recuerda a Márquez y Dovizioso que está a solo 16 puntos y que sigue siendo candidato para el título

Actualizado:

Agazapado durante buena parte de mitad de temporada, Maverick Viñales confirma en el Gran Premio de Aragón que sigue ahí, a 16 puntos del líder Marc Márquez y Andrea Dovizioso, y que su candidatura al título no se desvanece. A pesar del mal viernes que tuvo en Alcañiz, con una Yamaha que apenas avanzaba sobre mojado, el sábado salió el sol y con él la sonrisa y la velocidad de Viñales. Confirmó que los problemas que tanta frustración le han creado durante varios grandes premios consecutivos comienzan a disiparse y que vuelve a ser el piloto rápido que amenazaba a todos en su primer año en Yamaha.

Ganó las dos primeras carreras, en Qatar y en Argentina, y su estrella se apagó. Volvió a chispazos en Le Mans y un segundo puesto en Italia. Después, Cataluña, Países Bajos y Alemania fueron una tortura para él. Resurgió de nuevo en República Checa y confirma la dinámica en Aragón, tras el segundo puesto de Silverstone.

Es la quinta primera posición para él en este curso, en el que vuelve a florecer. «Es importante salir primero porque tienes la sensación de que puedes pelear desde el principio de la carrera. Me he sentido más cómodo y confiado con los neumáticos, pero veremos. Aunque estoy contento, siempre es muy difícil en mojado y fue muy frustrante. Sobre todo esta "pole" es importante también por el título, porque podemos presionar desde el inicio», esgrimió el piloto de Roses.

Lidera el Mundial Marc Márquez, con buen ritmo durante todo el fin de semana, pero con la cruz que lo ha acompañado también todo el curso: las caídas. Siempre repite que, por supuesto, prefiere caerse en entrenamientos que en carrera, pero parece que no termina de encontrarle el punto adecuado a la moto a pesar de las mejoras. «Si nos caemos es porque vamos al límite», recuerda una y otra vez. Y en Aragón el sábado sufrió dos resbalones, uno al inicio de la mañana y otro en la sesión de clasificación, cuando rodaba en los mejores tiempos. «La segunda fila no es lo mejor, pero la velocidad está ahí. Después del viernes en mojado, hemos empezado desde cero y quizás no hemos encontrado inmediatamente la mejor dirección en la configuración de la moto. Todavía no tenemos muchos datos, pero de todas maneras, creo que tenemos ritmo para optar al podio», comentó el de Honda.

Saldrá quinto, por delante de Dani Pedrosa y de Andrea Dovizioso, su rival más directo en la lucha por el título. Resignado pero optimista se mostró también el italiano, séptimo en parrilla: «hemos tenido poco tiempo para trabajar y probar los diferentes neumáticos que tenemos disponibles. Antes del clasificatorio ya no tenía grandes sensaciones pero he podido hacer un buen tiempo. Salgo un poco atrás, en séptima posición, pero creo que tengo posibilidades en carrera», comentó.

Quien también se apunta a recoger los frutos que ha ido sembrando desde el inicio es Jorge Lorenzo, cada vez más cerca del piloto que fue y que quiere volver a ser sobre la Ducati. «Casi terminamos en la tercera fila porque por la mañana todavía teníamos que probar muchas cosas. Pero he ido mejor y mejor. Fue incluso bueno pasar por la Q1 porque me dio 20 minutos más para probar cosas y estar en el asfalto. Muy feliz. Es la tercera vez que estoy en primera línea, esta es la más inesperada».