MotoGP | GP ValenciaDovizioso sonríe y Márquez ya conoce su límite

El español sigue fiel a su rutina de aprender a base de caídas (y van 26), mientras que el italiano sonríe tímidamente porque los entrenamientos van muy bien

Actualizado:

A unas horas de decidirse el título mundial, cualquier pequeña victoria significa un paso más en la confianza de uno y en la desconfianza del otro. Después de un curso apretado hasta el final, Marc Márquez y Andrea Dovizioso son la diana de las miradas, las palabras, las apuestas. Y aunque los entrenamientos poco signifiquen, al italiano no se le está dando nada mal el circuito de Cheste, donde tiene lugar el último Gran Premio del año.

En la primera ronda de entrenamientos, la Ducati de Dovizioso consiguió superar por 38 milésimas a la Honda del español. En la segunda incluso amplió la distancia, por lo que una tímida sonrisa florece en el rostro del italiano, que sabe que solo puede ganar si quiere tener opciones de ganar su primer título del mundo.

Ya el día de la previa, en la entrevista que Márquez mantuvo con ABC admitía que su estrategia variará en función de cómo vea a su máximo rival. Por el momento está fuerte. Pero él también tiene un pequeño as escondido en la manga. El mejor día para encontrar el límite era hoy viernes. Y Márquez ya lo tiene, pues lo aprendió, como lleva haciendo todo este curso, con una caída. Es la 26 de su año. ¿Demasiadas? El domingo se verá si eran las justas para ganar el título.