MotoGP | GP ItaliaCarrerón de Lorenzo y caída de Márquez en casa de Rossi

Primera victoria del español con Ducati, en un Gran Premio que deja sin puntos al líder en su segunda caída del año

Actualizado:

Carrerón espectacular de Jorge Lorenzo, que logró su primera victoria con Ducati en el momento en el que el piloto español ya sabe que no seguirá en la escudería el próximo año. Y lo hizo en casa de Valentino Rossi, en Mugello. Tras Lorenzo, fue Dovizioso el que atravesó la línea de meta. El podio lo competó el «Doctor», que partía desde la pole tras un fin de semana en el que se reencontró con sus mejores sensaciones. "He rejuvenecido diez años", explicaba tras la clasificatoria de este sábado y en carrera demostró que su ritmo era bueno.

Pero sin duda, el protagonista fue Jorge Lorenzo, que realizó una salida espectacular. Se puso primero y tiró fuerte, distanciándose del resto y manteniendo de principio a fin la cabeza de carrera. Márquez quería recuperar posiciones y trató de sorprender por fuera pero clavó tarde los frenos, se fue de largo y acabó tocando a Petrucci, que se fue fuera en la curva 2. La pitada que recibió fue descomunal. Los italianos, seguidores de Rossi, le esperaban con ganas y se lo dejaron claro desde su presentación en pista. Casi pasó desapercibida la caída de Dani Pedrosa, junto a Nakagami. El de Castellar completó un fin de semana pésimo y solo resistió dos curvas en Muguello antes de tener que dirigirse a su box. La cara positiva, al margen de Lorenzo, la protagonizaba Rins, que iba creciendo, se metió en los puestos de cabeza y acabó la carrera en quinta posición.

[Declaraciones de Lorenzo: «Si me hubieran hecho caso antes...»]

Uno de los golpes de efecto se produjo a falta de 19 giros. Marc Márquez acabó en el suelo. El piloto de Cervera, acostumbrado a obrar milagros y salvar caídas, no pudo sujetar en esta ocasión la moto con el codo y terminó en la grava de la curva Scarperia, la número diez de Muguello, aunque no soltó la moto esperando tener la posibilidad de reincorporarse con un golpe de gas. Pero llegó a la grava y ahí perdió el agarre con el que desafía a la gravedad. Pudo reincorporarse a pista pero perdió todas las opciones de ganar su cuarta carrera consecutiva en un momento en el que peleaba con Jorge Lorenzo y rodaba segundo, tras haber adelantado a Valentino Rossi en la tercera vuelta, gracias a una excelente salida. El catalán regresó último a pista, en la posición 18, con la intención de salvar algunos puntos de cara al Mundial, pero la distancia con la última plaza que otorgaba premio era abismal. Mugello rugió y los tifossi jalearon la desgracia del piloto español, enconado enemigo de Rossi desde que tuvieran un fuerte encontronazo a principios de Mundial.

Con Márquez fuera de los puntos y Lorenzo como líder destacado, el interés estaba en ver cómo se completaba un podio en el que Dovizioso, Rossi, Iannone, Rins y Petrucci luchaban por subir al cajón. A falta de siete vueltas, Valentino decidió atacar y se marchó solo. Adelantó a Rins y a Petrucci. Iannone, que le seguía, hizo lo propio. Lorenzo , con mas de cinco segundos de ventaja, ya se veía campeón por primera vez desde que firmó por Ducati. Dovizioso, que vio que no tenía ninguna opción de alcanzarle, decidió no forzar y se conformó con la segunda plaza. Más emoción hubo en la pelea por la tercera plaza. Iannone buscaba cómo superar a Rossi. No lo logró y el de Tavullia subio al podio. Rins no pudo con Iannone y Viñales sólo fue octavo. Márquez no puntuó y permite que otros pilotos se le acerquen.