Juegos Olímpicos de InviernoUn medallista ruso de curling, investigado por dopaje

Alexander Krushelnitsky, bronce en dobles mixtos, compite en Pyeongchang bajo la bandera olímpica por la suspensión de su país

Actualizado:

El medallista ruso en curling Alexander Krushelnitsky, que competía bajo la bandera olímpica en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, está siendo investigado tras haber dado positivo en una prueba antidopaje, lo que supondría un golpe a los esfuerzos de Rusia por volver a la élite después del escándalo sobre un supuesto programa estatal de dopaje durante los Juegos de Sochi.

Krushelnitsky, medallista de bronce junto a su esposa en dobles mixto de curling, presuntamente usó meldonium, según afirmó una fuente de la investigación que se está llevando a cabo contra el deportista y que ha rechazado hacer comentarios por el momento, algo que fue corroborado por un portavoz de la expedición rusa. El meldonium aumenta el flujo sanguíneo, lo que incrementa las capacidades atléticas de los deportistas.

Los deportistas rusos no pueden competir bajo la bandera de su país en PyeongChang, ya que Rusia se encuentra suspendida por el Comité Olímpico Internacional (COI) por haber desarrollado un programa estatal de dopaje durante años. Para competir, debían hacerlo bajo la bandera olímpica, como hizo Krushelnitsky.

Por otra parte, los responsables rusos que se han desplazado a PyeongChang se reunieron con representantes del organismo antidopaje, según manifestó la fuente. Además, expresaron que cualquier violación del código antidopaje solo sería confirmada si diese positivo después de la prueba B.

Krushelnitsky y su esposa, Anastasia Bryzgalova, se hicieron con el bronce en el encuentro contra Noruega, que ganaría esa medalla si se confirmara el dopaje del deportista. «Espero que no sea cierto. Si se confirma, estaré muy triste por el equipo noruego, que trabajó muy duro y terminó cuarto, y ni siquiera están aquí, ya que se han marchado a Noruega», declaró el capitán de la expedición noruega, Thomas Ulsrud.

Por su parte, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha comunicado que tomó nota del caso, sin entrar en detalles. El máximo organismo se mostró «decepcionado» con lo sucedido. «Por una parte, es extremadamente decepcionante que se hayan usado sustancias prohibidas, pero, por otro lado, muestra la eficacia del sistema antidopaje en los Juegos, que protege los derechos de todos los deportistas limpios», afirmó un portavoz del COI al respecto.

Como deportistas neutrales, los rusos no pueden usar su himno en ceremonias con medallas o usar símbolos nacionales, como método de desvinculación con Rusia.