Sergio Ramos señala a Fernando Hierro antes de la rueda de prensa en Sochi
Sergio Ramos señala a Fernando Hierro antes de la rueda de prensa en Sochi - AFP
Patrocinado porInfiniti
Mundial Rusia 2018

Ramos: «Una sonrisa, que esto parece un tanatorio»

El capitán evita pisar cualquier charco sobre el despido de Julen Lopetegui y remarca que el equipo está unido

Mundial Rusia 2018: sigue el partido de Portugal vs España en vivo

SochiActualizado:

En un jueves de calor y humedad asfixiante, Sergio Ramos tomó la palabra en Sochi, ciudad balneario con color y calor. Lo hizo como capitán, su primer Mundial con el brazalete que antes llevaba Íker Casillas, y mantuvo un tono plano, sorprendente en él porque suele regalar titulares y meterse en todos los charcos. Con el caso Lopetegui de fondo, fue evitando los líos hasta que terminó la rueda de prensa y resumió a la perfección el ambiente. «Quisiera despedirme con una sonrisa que esto parece un tanatorio». Sí, hubo alguna que otra risa.

El ambiente fúnebre, sin embargo, lo transmitió el propio Ramos, serio como pocas veces y lanzando balones fuera. 24 horas después del despido de Lopetegui, y a un día del inicio del Mundial, el madridista fue el elegido para capear el temporal, aunque lo cierto es que el siempre habla en la víspera del debut o de un gran partido como el de Portugal. «Había que pasar página cuanto antes y no ha sido para nada agradable. Julen ha sido parte de todo este Mundial», explicó de entrada el defensa.

«España debe estar por encima de cualquier nombre. Cuanto antes vayamos dejando el tema y nos centremos en el Mundial mejor para todos. Y pocos mejor que Fernando Hierro para cubrir la ausencia de Julen. Nos conoce muy bien y es de los más idóneos. Ojalá podamos hacer una selección con esa misma ilusión y con el mismo sueño».

No tuvo mucho más su rueda de prensa, casi siempre con evasivas pese a cargar con la responsabilidad del brazalete. Precisamente por esa condición ya sabía que Lopetegui se iba al Madrid antes de que se hiciera público. «Cuando eres capitán, pues te toca saber un poco más de la cuenta. Es cierto que podemos opinar, pero los que toman las decisiones son otros. Nos mantenemos al margen. Meter el dedo en llaga no es lo apropiado, mañana empieza un Mundial y tenemos un gran partido ante la actual campeona de Europa».

A Ramos le va la marcha, lo admite, y ve una posibilidad en todo este enredo que ha dinamitado la paz de España. «Cuando ganas años de experiencia, vas madurando y te encuentras más a gusto en situaciones límite. Afronto el Mundial con máxima ilusión, y es especial porque es la primera capitán. Pocas cosas se puede equiparar a algo tan grande. Cuando vienen problemas, sirve para crecer. Lo que ha ocurrido sirve para estar más unidos y nada va cambiar, nada nos va a descentrar. Julen va a ser parte de lo que pase en esta copa del mundo. La ilusión no la cambia nada ni nadie».

Y poco más. Empeñado en aparcar el asunto, confirmó que el grupo está bien, que no hay problemas y que el objetivo sigue vivo. «No hay ninguna grieta, cada uno somos de nuestra madre y pensamos distinto. La idea colectiva es la misma, que es ir a por el Mundial. Y eso no lo va a cambiar nada. A nivel personal, fue un momento muy delicado, a alguno le dará más o menos pena. Pero los problemas son una oportunidad para crecer y nos va a ayudar a estar más unidos».

Campeón hace nada de la Champions, elevada por él mismo al cielo de Kiev, se le cuestionó por Salah y por las críticas recibidas a partir de la lesión del jugador egipcio del Liverpool durante la final. «Estoy muy tranquilo, duermo muy tranquilo. Algunos sacaran siempre algo para intentar ser un poco más populares. No pienso gastar ni un segundo en nombrarlos. El que tenga duda, que mire mi currículum y si alguien ve alguna competición que me falte, que me lo diga». Ahí se fue creciendo, pero ya no había tiempo para más.

Entre medias, Fernando Hierro mantuvo el discurso del día anterior. «Hay muy poco tiempo y vamos a cambiar muy pocas cosas. Tenemos claro lo que queremos, se ha quedado mucha gente del cuerpo técnico y tenemos las ideas claras. No va a cambiar, es imposible. Se verá la España reconocible, la que quiere jugar bien. No vamos a dudar ni un ápice de nuestras virtudes y de lo que representamos, la selección lleva mucho tiempo jugando bien».