Hierro, en su época como entrenador del Oviedo. | Vídeo: La selección pasa página de la 'era Lopetegui' con Fernando Hierro - EFE
Patrocinado porInfiniti

Mundial Rusia 2018Hierro, el bombero de España

La Federación recurre al director deportivo para apagar el incendio de Lopetegui. Tiene poca experiencia, pero conoce el vestuario

Inauguración del Mundial de Rusia 2018 en directo

KrasnodarActualizado:

Fernando Hierro, sin apenas experiencia en los banquillos, asume el mayor reto de su carrera después de la destitución de Julen Lopetegui. Solo ha dirigido como primer entrenador al Oviedo, en el curso 2016-17, y no llegó a colocar al conjunto asturiano en la promoción de ascenso a Primera (acabó octavo). Antes estuvo con Carlo Ancelotti en el Real Madrid como segundo, en la temporada 2014-15. Poco rodaje, pero un gran conocedor de la casa y con muy buena relación con el vestuario de la selección española.

Una vez colgó las botas, Hierro optó por seguir la vía de los despachos. Desde noviembre actuaba como director deportivo de la Real Federación Española de Fútbol, haciendo de enlace entre la caseta y la zona noble de Las Rozas. Conocía de sobra ese trabajo porque ya estuvo en la Federación de 2008 a 2011, fundamental en esa época dorada de la selección española. Con él se ganó la Eurocopa de Austria y Suiza y el Mundial de Sudáfrica, decisivo también para fichar a Vicente del Bosque después de la salida de Luis Aragonés.

El andaluz, de Vélez-Málaga, tiene 50 años, fue internacional en 89 ocasiones, presente durante más de una década en el combinado nacional. Disputó cuatro Mundiales y tres Eurocopas, pero para entonces España no pasaba de cuartos, atrapada en la furia y la mala suerte de turno.

Su carrera como futbolista será siempre recordada por su etapa en el Real Madrid, en donde militó catorce temporadas. Fichó por el club blanco procedente del Real Valladolid y se convirtió en un jugador carismático, excelente centrocampista primero, mejor central después. Sus últimos coletazos los dio en Qatar y en Inglaterra.

Ahora, Hierro deja el traje y se pone el chándal para suplir a Lopetegui, a quien quiso mantener pese a la firme decisión de Luis Rubiales. Tiene experiencia internacional, reconocimiento y buen trato con los que marcan goles, que es importante. Otra cosa será su capacidad para sofocar el fuego que abrasa a la selección española estos días en Krasnodar.