Valverde durante una rueda de prensa
Valverde durante una rueda de prensa - EFE
Fútbol

Valverde quiere rubricar ante el Málaga sus primeros cien días en el banquillo culé

«Aburridos no han sido estos 100 días. Esperemos que los próximos 100 sean más tranquilos», bromea el técnico

BarcelonaActualizado:

Cien días le han bastado para convencer a la afición azulgrana de su valía. Ernesto Valverde espera rubricar ante el Málaga el periodo de confianza con una victoria que afianza al equipo en lo más alto de la clasificación liguera. No lo tendrá fácil, ya que a pesar del mal estado del Málaga que llega como colista y sin haber ganado aún un partido, los andaluces siempre han dado guerra en el Camp Nou. «Es un dato a tener en cuenta. La estadística sirve para analizar lo que ha ocurrido. No sabemos si es casualidad, pero el Málaga ha hecho un buen trabajo contra el Barça independientemente del entrenador que tenía. Es un rival que se le suele atragantar al equipo. Vienen necesitados, últimos con un punto», apuntó. El preparador añadió: «Nos preocupamos del juego, en el once contra once. Aburridos no han sido estos 100 días. Esperemos que los próximos 100 sean más tranquilos». Y se mostró desconfiado ante tantos elogios: «Esto del amor ya sabemos cómo es en el fútbol». No obstante, mostró su satisfacción por el rendimiento del equipo: «En estas cuestiones es mejor tirar por elevación. Pondré un 10 y mira, oye, centrémonos en los 265 días que vienen».

Valverde también abordó cuestiones próximas al encuentro como las posibilidades de jugar de Deulofeu tras sus últimas buenas actuaciones o la baja de Jordi Alba. «Hizo un buen partido. Fue un jugador desequilibrante. Es un jugador que por la forma de jugar que tiene nos puede solucionar muchas cosas cerca del área. Jugadores que arriesgan tanto, si están más libres, tienen más opciones de éxito. En el uno contra uno es todo o nada. O superas o pérdida. El otro día lo hizo bien», señaló sobre el atacante. Y del defensa reconoció que «tuvo una lesión el otro día. Pensamos que en una semana se pondría bien. Desde luego no lo vamos a forzar. Ayer no entrenó y veo difícil que lo haga hoy. Lo tomamos con precaución». Otro que se podría perder el partido es Luis Suárez: «Tuvo una pequeña molestia, pero pudo acabar el partido. Se relaciona muy bien con el gol. En un encuentro, tres o cuatro ocasiones las tendrá para su equipo. Y si no, ayudará molestando a la defensa rival. Él lleva bien la pequeña lesión que tiene. Está bien. Y me preocuparía si no tuviera ocasiones».

El entrenador azulgrana justificó los malos resultados que está teniendo el Málaga. «El Málaga está acusando las bajas que ha tenido este verano. Fornals, Camacho... Son equipos que cuando pierden tantas piezas seguidas es normal que lo noten. Sé que hay una carga de tensión importante». Y abordó otras cuestiones relacionadas con el mercado. Primero desmintió que el Barça pudiera haber fichado a Mbappé: «Que yo sepa, el club no me puso su nombre sobre la mesa». Y abrió una puerta para la llegada de nuevos jugadores estas Navidades: «Estamos abiertos a reforzar el equipo en el mercado de invierno. Pero mi prioridad es reforzar a los jugadores que tenemos aquí. Queda mucho para el mercado de invierno». Finalmente no quiso elevar las expectativas de la afición: «Y dale con el triplete... Nuestra intención es estar fuertes en la Liga y luego ganarlo todo. Para ganarlo todo, lo primero es la Liga, que es lo que tenemos delante. No nos vayamos muy lejos».