Selección españolaLopetegui, el sucesor de una era

El que fuera seleccionador sub-21 se hace cargo de la selección española absoluta

Actualizado:

Llega para recuperar los triunfos de Luis y Del Bosque, tras cuatro años de derrotas en las fases finales. Es un reto. Difícil. Pero hay calidad desmedida. La Real Federación Española de Fútbol anunció de forma oficial la elección de Julen Lopetegui como nuevo seleccionador español, puesto vacante desde la marcha de Vicente del Bosque tras la Eurocopa de Francia, a través de las redes sociales.

El técnico vasco fue presentado en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Villar le auguró grandes éxitos. Ojalá.

Lopetegui, a punto de cumplir 50 años, vuelve de este modo al seno de la Federación para la cual estuvo trabajando en las categorías inferiores proclamándose campeón de Europa Sub-19 y Sub-21 en 2012 y 2013, antes de partir hacia el Oporto portugués en 2014 y donde estuvo hasta que fue destituido la pasada campaña. Además de haber dirigido a diferentes categorías del combinado nacional, también fue técnico del Rayo Vallecano y el Real Madrid Castilla.

El exportero guipuzcoano fue el elegido por delante del andaluz Joaquín Caparrós que, al igual que el donostiarra, estaba en la actualidad sin trabajo y que había mostrado públicamente su predisposición para ocupar el hueco dejado por Del Bosque, quien estuvo ocho años en el puesto. El salmantino asumió las riendas de la selección española el 17 de julio de 2008 y cerró su etapa al frente del combinado nacional con la eliminación ante Italia en los octavos de final de la pasada Eurocopa de Francia. En este periodo de ocho años, conquistó el Mundial de Sudáfrica 2010 y la Eurocopa de Polonia y Ucrania 2012.

Posteriormente, resultados negativos en el Mundial de Brasil 2014 y en la reciente Eurocopa de Francia 2016 desataron las críticas, aunque el entrenador asegura que habría dado un paso al costado incluso ganando otro campeonato continental.

De este modo, la RFEF, después de apostar por entrenadores veteranos como el salmantino o el fallecido Luis Aragonés, vuelve a recurrir a un técnico curtido en su seno. Tras un paso por clubes como el Rayo Vallecano o el filial del Real Madrid, Lopetegui comenzó a trabajar para la federación en 2010 haciéndose cargo de la selección Sub-19.

El método del vasco cuajó pronto y en su primera competición internacional, el Europeo de 2012, consiguió reeditar el título logrado por Ginés Meléndez al batir en la final a Grecia con un gol de Jesé Rodríguez y dejando fuera en las semifinales a la Francia de Paul Pogba o Samuel Umtiti.

Ese éxito le llevó a dar el salto a la Sub-21, en sustitución de Luis Milla y tras el fracaso en los Juegos Olímpicos de Londres. De nuevo, dejó su sello, y avalado por una poderosa generación con Thiago Alcántara, Álvaro Morata, Isco o David de Gea, entre otros, consiguió que España conquistase también el título continental en 2013 derrotando con gran fútbol ofensivo a Italia por 2-4.

También estuvo con la Sub-20 en dos Mundiales. En el de Colombia en 2011, perdió por penaltis en los cuartos ante Brasil, misma suerte que vivió dos años después en el de Turquía, al caer en la antepenúltima ronda ante Uruguay.

Sin embargo, su vistoso juego y estos éxitos no pasaron desapercibidos y un año después recibió la llamada de un «grande» de Europa como el Oporto portugués. Con los «dragones» no pudo aumentar sus éxitos, pese a que fue capaz de tutear a los «gigantes» del Viejo Continente como el Bayern de Pep Guardiola, pero poco a poco su crédito su fue acabando.

Así, sin poder conseguir títulos con el conjunto portugués, su segunda temporada comenzó mal y el no pasar de la fase de grupos de la Liga de Campeones terminó por poner fin a su etapa como entrenador en Oporto. Ahora, vuelve a «casa», en busca de terminar la renovación que inició Vicente del Bosque de cara a devolver el brillo perdido de estos dos últimos años y con la principal misión de clasificar al combinado nacional para el Mundial de Rusia de 2018.