Campos municipales de Los Manzanos, donde se jugará el Navalcarnero-Castilla
Campos municipales de Los Manzanos, donde se jugará el Navalcarnero-Castilla - @CDANavalcarnero
Segunda B

El Navalcarnero, obligado a recibir al Castilla en otro campo

Las obras que se realizan en su estadio, de titularidad municipal, impiden que la afición rojiblanca disfrute en su casa de uno de los duelos más atractivos del curso

MadridActualizado:

La buena marcha del CDA Navalcarnero en el Grupo I de Segunda división B (a solo 2 puntos del líder) ha quedado empañada esta semana por la polémica sobre su estadio municipal. Más concretamente, por su césped artificial, que está siendo sustituido desde hace unas fechas. Estas obras, presupuestadas en más de 244.000 euros, han coincidido con la visita del Real Madrid Castilla, lo que ha indignado a numerosos aficionados, ya que es uno de los partidos más atractivos que se podían presenciar en el estadio Mariano González, con capacidad para 1.500 espectadores sentados. Por este motivo, el encuentro se celebrará este domingo a las 16.30 horas en los campos municipales de Los Manzanos, también de hierba artificial, donde el equipo jugó hace unos años mientras se construía el actual estadio [Comunicado oficial].

El primer contratiempo para el traslado del partido ha venido del Ayuntamiento, que convocó el concurso para las obras con el tiempo justo y como hubo que hacer una segunda convocatoria resulta que las obras se están realizando cuando la competición está ya en marcha, en vez de aprovechar los meses de verano.

Llama la atención la falta de previsión de la corporación socialista que encabeza José Luis Adell, que es siempre muy crítico con la gestión del anterior alcalde del PP, ya que el ayuntamiento aprobó las obras en marzo de este año. Justificó las mismas por «la no idoneidad del tapiz elegido en su día, más adaptado para otras modalidades deportivas como el rugby. El error fue provocado por la falta de consulta a los técnicos municipales por parte de la anterior corporación».

El segundo y último contratiempo se ha producido con la propia Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que no aceptó la propuesta del CDA Navalcarnero de jugar este partido contra el Real Madrid Castilla en Valdebebas.

El cambio de campo ha generado polémica y algunos aficionados y medios han hablado incluso de «encerrona», algo que no ha sentado nada bien en la entidad rojiblanca, que ha tenido en todo momento informados a los aficionados a través de sus canales oficiales. En este sentido, el CDA Navalcarnero ha reiterado las excelentes relaciones que mantiene con la entidad blanca.