Mundial de RusiaEl drama económico para Italia y la FIFA

El máximo organismo del fútbol se resentirá por la ausencia del país transalpino en Rusia

MADRIDActualizado:

Los otrora días de vino y rosas de la selección italiana no han sido óbice estos últimos años para que el fútbol generara una jugosa cantidad de beneficios al país. Ahora, estos se verán seriamente lastimados con la ausencia de Italia en el Mundial de Rusia, provocando un terremoto económico que castigará no solo a la federación de fútbol, sino también a las arcas públicas del país y de la FIFA, como organizador del torneo.

Según detallan expertos y medios italianos, el mayor daño vendrá por los derechos de televisión. En la última Copa del Mundo, celebrada en Brasil en 2014, RAI y Sky pagaron 180 millones de euros. Tras la eliminación ante Suecia, se estima que la oferta de ambos canales de televisión no superará los 80, por lo que la FIFA dejará de ingresar 100 millones por parte de Italia, una notable cantidad que no entraba en los planes económicos del máximo organismo del fútbol.

En concreto, un partido de la selección italiana suele tener una audiencia media de entre 8 y 12 millones de telespectadores, y si el partido corresponde a una fase final de un Mundial, esta se puede elevar a los 20 millones, que es la población de toda Suecia multiplicada por dos. Además, el contrato que tiene la RAI con la federación de su país asciende a 26,3 millones anuales, unas cifras que podrían verse ahora modificadas a la baja tras la debacle de la selección.

El organismo italiano también sufrirá merma en cuanto a merchandising y sponsors. Con el Mundial de 2014, y a pesar de ser eliminados en la primera fase, obtuvieron 2,7 millones de beneficios en ventas de camisetas y un superávit del 19% gracias a los patrocinadores. Además, el Mundial de Rusia será el más rico en premios, con un total de 345 millones, y de esa jugosa tarta Italia no podrá probar ni las migas. Solo clasificarse ya suponía obtener 1,2 «kilos» y cuanto mejor sea la participación, mayor será el volumen de ganancia. Solo con pasar la primera fase, la recompensa es de 7 millones de euros, y en el caso de llegar a la final, el subcampeón se lleva 24 millones y el campeón, 32,5.

Para el país, el agujero también es importante. Los economistas señalan que el consumo y la Bolsa se verán seriamente afectados, y hasta el fisco italiano calcula que dejará de ingresar un millón de euros.