Vídeo: Luis Enrique: «Ha sido una noche nefasta» - ATLAS

PSG-BarcelonaLuis Enrique paga con un periodista de TV3 su fracaso en París

No es la primera bronca que protagoniza Luis Enrique con la prensa

Actualizado:

Luis Enrique volvió a perder las formas anoche. La abultada derrota de su equipo frente al París Saint Germain en la capital francesa le puso los nervios a flor de piel y sacó lo peor de sí mismo. No pudo aceptar la derrota y la pagó con el periodista de TV3 Jordi Grau, ante quien exhibió sus peores modales.

Todo comenzó cuando finalizado el partido, el citado periodista le preguntó en directo por los cambios tácticos realizados durante el encuentro en París. En su respuesta, Luis Enrique ya pasó al ataque. «Se ve que no veis muy bien el partido, porque hemos cambiado de posicionamiento, hemos pasado de un 4-3-3 a un 4-2-3-1, intentando cambiar y sobre todo fijar a sus jugadores y tener a Leo más por dentro, con más libertad», respondía el técnico azulgrana al periodista, al tiempo que iba subiendo el tono de su enfado. «Podíamos haber hecho el pino y hubiera pasado lo mismo. Repito: si hay que buscar un responsable soy yo, no le busquéis más cositas, ¿eh?». Y reiteraba a continuación que «no os preocupéis de eso, yo acepto toda la responsabilidad, pero también cuando se gana aceptaría el mismo trato, y el mismo trato personal en las entrevistas, que este tono que te veo aquí ahora mismo conmigo me gustaría que se mantuviera en las entrevistas cuando ganamos los partidos».

[Escucha el cabreo de Luis Enrique en Cope]

Pero la cosa no acabó con el fin de la entrevista. Según contó la periodista Susana Guasch en «Mega», acto seguido a Luis Enrique «tuvieron que agarrarle entre tres porque iba directo otra vez a por Jordi Grau». Según su relato, el técnico azulgrana iba diciendo: «No me toquéis, no me toquéis», mientras repetía: «A ver si usas otra vez este tonito cuando ganemos».

Y es que anoche, Luis Enrique no tuvo más remedio que reconocer su responsabilidad en tan apabullante derrota: «Cuando las cosas no funcionan, acepto mi responsabilidad», dijo después de asegurar sin titubeos que «ha sido una noche nefasta; el rival ha sido superior». No obstante, Luis Enrique, no tira la toalla: «No pierdo la esperanza de una machada para dar la vuelta».