Di María y Edinson Cavani celebran uno de los goles frente al Mónaco
Di María y Edinson Cavani celebran uno de los goles frente al Mónaco - Reuters

Ligue 1Mil millones para reinar en Francia y pegársela en Europa

El proyecto catarí del PSG hace aguas en la Champions League al mismo tiempo que consolida su autoridad en su país

Actualizado:

Corría el verano de 2011 cuando la trayectoria del PSG dio un giro que marcaría su historia. El grupo Qatar Investment Authority se hizo cargo de la entidad y se comprometió a realizar una inyección monetaria que convirtiera al club en una referencia mundial. Menos de una década después, el PSG es uno de los colosos en Europa, si bien no sabe lo que es pasar de cuartos de final en la Champions League desde 1995. La entidad acumula tantos logros intachables en Francia como batacazos a nivel continental. Un modelo que está convirtiendo al PSG en el rey de su país, pero que no está siendo capaz de trasladar esa autoridad a cotas internacionales.

El Real Madrid ha sido su último verdugo en la Champions League. El duelo, que se vendió como el enfrentamiento entre dos grandes equipos que lucharían de igual a igual, demostró que, por el momento, aún le queda mucho por hacer. El PSG no fue capaz de poner en apuros a los blancos y se vio apeado antes de tiempo de la competición como años atrás. ¿El problema? Esta temporada no era como las anteriores. Los fichajes de Neymar y Mbappé engordaron las cantidades desembolsadas por el club al mismo tiempo que agrandaron las expectativas en torno a él. Cuando el fracaso se hubo consumado, la caída fue aún más dura.

El PSG fue eliminado por el vigente campeón de Europa y ganador de dos Champions League consecutivas. El año pasado, fue el Barcelona el responsable de su adiós. Hace dos, los petrodólares del Manchester City le echaron. Rivales de entidad que supieron competir mejor que los franceses. Las decepciones continentales se acumulaban desde hacía años y quizá muchos vieron en esta edición la posibilidad de resarcise. Con más de 400 millones invertidos en el verano para la causa, la decepción rápidamente se tornó en fracaso.

El 7-1 al Mónaco del pasado fin de semana con el que se proclamaron campeones evidencia la realidad de la Ligue 1. El PSG no tiene rival actualmente y ha sabido remediar el tropiezo de la pasada campaña. El paseo militar que ha sido esta temporada desluce la consecución del título. Cuando Al Khelaifi llegó a la presidencia, aspiraba a algo más. En las siete temporadas que lleva al frente de la entidad, se han invertido más de 1.000 millones en jugadores. Tres ceros que han servido para consolidar su reinado en Francia, pero que sin embargo no han evitado hacer aguas en Europa.

El club parisino desconoce lo que es pisar las semifinales de la Champions League en el siglo XXI. Los cuartos de final han sido su mayor éxito en la máxima competición continental. Logros a priori menores en vista de la inversión realizada verano tras verano. Sin embargo, el dinero sí que ha logrado que el PSG reine en Francia. Antes de la llegada del grupo inversor catarí, el club contaba en su palmarés con 15 títulos nacionales. Hoy en día suma 33. En otras palabras, se ha logrado duplicar el palmarés a base de talonario. Solo el Mónaco parece poder hacerle sombra en Francia, aunque este año la diferencia entre ambos clubes se ha agigantado.

El futuro del club es una incógnita. Vigilado por la FIFA por su sospechosa financiación y con el cumplimiento del Fair Play Financiero puesto en duda, el PSG puede vivir un verano convulso. Desde la entidad aseguran que todo está en orden, pero algunas voces hablan incluso de una posible exclusión del equipo de la Champions League. Con un proyecto en auge y con superestrellas de la talla de Neymar y Mbappé, la estabilidad institucional parece fundamental para seguir creciendo. De demostrarse finalmente que todo está en orden, se avecina una nueva e importante inversión para el verano, quién sabe si esta vez para lograr la Champions League... O para pasar de cuartos.