Infantino, presidente de la FIFA
Infantino, presidente de la FIFA - REUTERS
Infantino

Infantino reconoce que aún no se han decidido los cupos ni las reglas

«Todas las confederaciones tendrán más representantes, eso son matemáticas puras», fue uno de los detalles que reveló

Actualizado:

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, ha defendido la ampliación del Mundial a 48 selecciones subrayando que hoy en día «el fútbol es más que Europa y Sudamérica» y que «este cambio ayudará a desarrollar el fútbol» a lo largo del planeta, al tiempo que ha aclarado que todavía no se han decidido ni los cupos de cada confederación ni posibles cambios de reglas, como las hipotéticas tandas de penaltis en la fase de grupos.

«Estamos en el siglo XXI, ya no estamos en el siglo XX, es el futuro y el fútbol es más que Europa y Sudamérica. Este cambio ayudará a desarrollar el fútbol. La clasificación de un país para un Mundial es la promoción más potente que existe del fútbol. Esos nueve meses desde la clasificación hasta el Mundial son claves para el desarrollo del fútbol en esos países», defendió Infantino en rueda de prensa en la sede de la FIFA en Nyon (Suiza).

El presidente subrayó que este nuevo formato, que entrará en vigor en 2026, «puede ser jugado en el mismo número de días (32), el equipo ganador jugará un máximo de 6 partidos y el torneo se disputará en 12 estadios como hasta ahora», y que, a cambio, habrá «16 países más, muchos de los cuales nunca habrán participado en una Copa del Mundo».

«Desde nuestro punto de vista es una decisión positiva para el desarrollo del fútbol. No es un cambio tan grande, excepto en el formato y la posibilidad de dar más oportunidades a otros países. Creo que con tiempo el mundo verá los beneficios», confió.

Analizando el nuevo modelo, el líder de la FIFA se refirió a las fase de grupos, en la que habrá 16 grupos de 3 equipos. «Hoy en día, con el formato de fase de grupos de cuatro equipos enseguida se sabe quién va a pasar y a veces se vuelven aburridas. Ahora cada partido será decisivo», defendió.

En el resto de aspectos, aclaró que «los detalles del torneo se decidirán un par de años antes del evento. Hay diferentes formas de decidir como deshacer un desempate, por ejemplo el ranking mundial, que es algo objetivo que se sabe antes del torneo, pero son cosas que se decidirán un par de años antes del torneo», reiteró.

«Cada partido será decisivo»

En este sentido, dijo que le parece interesante la posibilidad de introducir tandas de penaltis en la fase de grupos para deshacer posibles empates. «Todo lo que determine un resultado dentro del campo es mejor que cualquier posible especulación fuera de él. También está la posibilidad de emplear el ranking mundial. Lo que está claro es que con este formato cada partido será decisivo», recalcó.

Confiando en que esta ampliación de 16 historias de lugar a que se repitan «bellas historias como las de Islandia, Gales o Hungría en la última Eurocopa de Francia», que también amplió su formato de 16 a 24 selecciones, explicó que todavía se desconoce cómo será el reparto por continentes de los nuevos billetes mundialistas.

«No se ha tomado todavía la decisión de los cupos porque aún no es necesario tomarla, ya que no afecta al proceso de candidaturas para acoger el Mundial 2026. Es un tema importante que ya hablaremos en su momento con especialistas. Lo crucial es el criterio de extender el fútbol. Todas las confederaciones tendrán más representantes, eso son matemáticas puras», avanzó.

Preguntado por los posibles beneficios económicos para la FIFA derivados de esta ampliación, Infantino contestó que «lo importante es qué se hace con los ingresos obtenidos para favorecer el desarrollo del fútbol. Cuando analizamos la propuestas para ampliar el Mundial, analizamos todos los aspectos y uno de ellos es el financiero, y en este aspecto es muy difícil predecir que pasará dentro de 10 años», valoró.

Además, el italiano defendió que «hay un diálogo y un canal abierto con los clubes europeos desde hace muchos años», después de que la Asociación de Clubes Europeos (ECA) haya criticado esta ampliación. «Hay voces críticas de algunos clubes, pero prefiero centrarme en lo positivo. Cuando tomas una decisión obviamente no todos están felices con la decisión. Hay mucha gente en todo el mundo que está a favor de este cambio», confió.