Nedved con el Balón de Oro
Nedved con el Balón de Oro - EPA

FútbolNedved descuelga las botas

El Balón de Oro de 2003 ha firmado para jugar esta temporada en el modesto SK Skalna, a los 45 años de edad

Actualizado:

Quienes le vieron jugar todavía recuerdan su larga melena rubia y su verticalidad endiablada. Su gol al Madrid en aquellas semifinales de Champions. Por entonces ya era una de las leyendas activas de la Juventus, equipo en el que alcanzó la gloria y la última camiseta que portó en su vida profesional, hasta ahora. Pavel Nedved se retiró en 2009 después de una carrera envidiable en la que, entre otras cosas, fue galardonado con el Balón de Oro en 2003. Tras anunciar que no volvería a jugar, todavía se vio obligado a rechazar otras grandes ofertas de equipos prestigiosos de uno y otro lado del Atlántico. «No podría volver a ponerme una camiseta que no fuera la de la Juventus», fue la contestación con la que cerró de golpe la puerta para el Inter, la Lazio y los Chicago Fire, entre otros.

Pero aquella frase tal vez debió ser matizada, porque ahora, casi diez años después de ese adiós lapidario, el genio checo ha vuelto a firmar con un club pese a cargar con nada menos que cuarenta y cinco primaveras a sus espaldas. Solo una camiseta podía pesar lo suficiente en su nostálgica memoria como para hacerle replantearse su frase de despedida. Si algún club podía sustituir a la Juventus, ese era el FK Skalna que le formó. Donde, con tan solo trece años, comenzó a labrar su trayectoria al estrellato. De esta forma, en al menos un partido de esta temporada dejará de ejercer de vicepresidente del club turinés mientras juega en el modesto equipo checo (el anuncio no especifica cuanto tiempo ha firmado el jugador y da a entender que, como mínimo, Nedved jugará un encuentro). Desde ahora, un motivo más para sus aficionados para seguir las andanzas de su club.