SevillaFC Barcelona
Sevilla 0 91 5 FC Barcelona
    1. Luis Suárez 13'
    2. Messi 30'
    3. Luis Suárez 39'
    4. Iniesta 51'
    5. Philippe Coutinho Correia 68'
    Pincha en el marcador para desplegar

    Sevilla-Barcelona, final Copa del ReyEl Barcelona se pide perdón por Roma

    Una exhibición tras el fiasco en la Champions lleva al equipo azulgrana a su cuarto título consecutivo en una noche brillante de Iniesta

    Actualizado:

    El folklore independentista más histérico que nunca, y más ensimismado, pasó casi desapercibido en su anecdótico ritual de pitar el himno nacional. Una vez más, le dimos mucha más importancia -en los días previos- de la que finalmente tuvo. Seguramente fue la final en que más banderas españolas se vieron en la zona de los aficionados barcelonistas. El independentismo tendría que reflexionar sobre cómo cada vez su propaganda se diluye con más rapidez, y más indiferencia, en un mundo demasiado veloz para esperar a los que pretenden vivir del eterno simulacro.

    El partido empezó siendo un monólogo de Iniesta, que presidía con apabullante majestad la que seguramente fue su última final con el Barça. Han pasado los años pero don Andrés sigue siendo el que más rápido piensa y el mejor engranaje de su equipo cuando sale con el instrumento afinado. El primer gol del Barcelona se masticaba en el Wanda Metropolitano y era cuestión de tiempo que se convirtiera en realidad. Y llegó y fue creado por la excelente visión y asistencia de Cillessen al espacio para que Coutinho cabalgara en memorable carrera, entrara en el área, amenazara con chutar pero finalmente se la dejara a Luis Suárez para que, libre de toda marca, coronara. Merecido resultado, brillante Cillessen, maravilloso Iniesta. Messi no acababa de comparecer, pero este chico las horas y los minutos y los mejores momentos del fútbol mundial los marca él cuando decide llegar. La única propuesta futbolística de la final era la del Barcelona. El Sevilla no jugaba a nada concreto, ni tener otra idea que la de sobrevivir. La pregunta que cualquier barcelonista se hacía, viendo al equipo anoche, era clarísima: ¿qué nos pasó en Roma? ¿Por qué no jugamos así? Resonaba la pregunta en la mente de cualquier barcelonista como resonó en el Wanda el balón que poco antes de la media hora Iniesta estrelló en el larguero de David Soria.

    Y como el barcelonismo, sus rivales y el fútbol en general saben, salvo contadas excepciones -como la romana- Messi siempre comparece y el Sevilla lo supo en el minuto 31 cuando el argentino remató sin piedad un pase de de tacón de Jordi Alba. Gol algo afortunado, pero precioso. El Sevilla divagaba y el Barça se entregaba en una insólita exhibición de fútbol y hambre, de mano abierta del deseo que lo quiere todo, como si creyera que jugando con todas sus fuerzas podría no sólo ganar la final, sino volverse a meter en la Champions. Ésta fue la sensación: que los de Valverde, la victoria de este sábado, la daban por descontada, y que iban más allá, pretendiendo una suerte de redención o de milagro que les permitiera resurgir de sus cenizas europeas, de su dramática e incomprensible caída en la única competición que realmente importa. Como en una oración, el Barça decía todas las palabras con auténtica devoción, y su fútbol se multiplicaba. «These are the days of miracle and wonder, so don’t cry baby, don’t cry». Y para acabar de completar una primera parte extraordinaria, impulsada por el hambre atrasada de un equipo que mitad se resarcía, mitad se reivindicaba, y convocaba un conjuro imposible, pero no por ello menos buscado; una triangulación entre Messi y Suárez, propiciada por Jordi Alba, acabó con el tercer gol de la noche, de un disparo raso del uruguayo cazador.

    Sentencia tras el descanso

    El Barça volvió del descanso con la misma intensidad y el Sevilla tímidamente dispuesto a intentar algo. Y fruto de esta intensidad, y de un balón recuperado, Iniesta marcó el cuarto y lo celebró como una despedida, como el resumen de un legado. Su nombre fue coreado en el Metropolitano y una era parecía acabarse. El quinto lo evitó con dos paradones seguidos de David Soria: primero para rechazar un remate de Suárez y luego para estorbar a Umtiti. El Barça continuaba con su conjuro, con su oración, con su sentido y profundo pedirse perdón por Roma. Pocas veces se ven en el fútbol ejercicios de tan sincera introspección. Coutinho consiguió de indiscutido penalti -mano clarísima de Lenglet- el quinto. Sobre el minuto 70, el Barça empezó a notar el cansancio por su entrega y su intensidad, por la emoción y la fuerza y la invocación que derrochó para coser su angustioso desgarro interior. Este equipo y el tipo de fútbol que defiende son demasiado importantes para pemitirse los lamentables espectáculos de los últimos finales de temporada. Iniesta fue aclamado en su sustitución por las dos aficiones. Adiós, Andrés, buen viaje a China. Ha sido un honor verte a jugar a fútbol.

    Pero dejando despedidas y futuribles a un lado, lo que ayer vimos este sábado en Madrid también fue importante, y merece por sí mismo ser exaltado. Una prodigiosa exhibición de fútbol y de pasión del Barcelona, que por supuesto no solucionó el problema que la provocó pero que dejó en el aire la hermosa sensación de que todavía es posible un mundo mejor.

    Actualizado:Actualizar

    Muchas gracias por seguir la narración de este partido a través de ABC.es Un saludo y muy buenas noches.

    Andrés Iniesta recibe ahora la Copa de campeón ¡¡¡¡

    Gil Manzano y sus ayudantes reciben ahora la medalla de recuerdo.

    Nico Pareja recibe la placa que acredita al Sevilla como finalista de la Copa del Rey.

    Andrés Iniesta va a ser el encargado de recibir la copa de campeones.

    El Barcelona logró este sábado en Madrid su trigésimo título de Copa -cuarto consecutivo- al derrotar en la final al Sevilla por 5-0 en el estadio Wanda Metropolitano. El conjunto azulgrana se ha reafirmado aun más como 'rey de Copas', con siete coronas más que el Athletic y once más que el Real Madrid, que completan el podio histórico de la competición. Palmarés de la Copa del Rey, competición que ha tenido tres denominaciones en su historia: Copa del Rey en los periodos 1903-1931; Copa Presidente de la República (1931-1938), Copa del Generalísimo (1938-1976) y, nuevamente, Copa del Rey desde la campaña 1976-77.

    Cuarto título consecutivo del Barcelona en la Copa, algo que no se conseguía desde hace 85 años. Una final de esta competición no se ganaba por 5-o desde 1915.

    Los dos equipos agradecen el apoyo de sus aficionados.

    Deportividad entre los jugadores de ambos equipos al final del partido. Gruitos de Andrés Iniesta, Andrés Iniesta en el Wanda Metropolitano después de que el Barcelona haya goleado al Sevilla en la Final de la Copa del Rey. Suárez, en dos ocasiones, Messi, Iniesta y Coutinho, de penalti, han sido los autores de los goles.

    FINAL ¡¡¡ El Barcelona conquista su título número 30 en la Copa ¡¡¡

    90Remate de primeras de Luis Suárez que se marcha fuera.

    89Entramos en el último minuto de la final entre el Sevilla y el Barcelona.

    88Gritos de Iniesta, Iniesta en el Wanda Metropolitano.

    87Cambio en el Barcelona. Se retira Iniesta, ovacionado incluso por aficionados del Sevilla, y entra Denis Suárez. Merecido homenaje al centrocampista, que se abraza con Messi y Suárez.

    86Cambio en el Sevilla. Se marcha Mudo Vázquez y entra Nolito.

    85El Barcelona mueve ahora la pelota con tranquilidad sin intención de atacar.

    84Cillessen bloca el disparo lejano del mexicano Layún, recién entrado al partido.

    83Entramos en la recta final de este partido entre el Sevilla y el Barcelona, que está siendo claramente superior.

    82Cambio también en el Sevilla. Se marcha Sarabia y entra Layún.

    82Cambio en el Barcelona. Entra Dembéle y se marcha Coutinho.

    80Suárez intenta sorprender a Soria, pero el guardameta detiene sin problemas. El Barcelona no baja los brazos. Bonito ambiente en el Wanda Metropolitano, las dos aficiones volcadas con sus equipos.

    79Disparo de Navas que bloca Cillessen sin problemas.

    78Sarabia lo intenta desde muy lejos, pero la pelota se va muy alto. El Sevilla busca el gol del honor.

    77Disparo de Banega que se marcha alto.

    77Umtiti despeja de cabeza el pase de Navas y el balón se marcha a córner.

    76Primer cambio en el barcelona. Se retira Busquets y entra Paulinho. Valverde no quiere líos después del encontronazo que su centrocampista ha mantenido con Vázquez.

    74Así ha sido el golazo de Iniesta en la segunda parte.

    73Gil Manzano muestra amarilla a Busquets y a Mudo Vázquez, que se enzarzaron en la medular después de una dura entrada del centrocampista azulgrana. Una acción innecesaria con este marcador tan amplio.

    71Messi ha igualado esta noche un récord histórico de Zarra.

    70Fuera de juego del Barcelona, que sigue buscando más sangre. El conjunto de Ernesto Valverde está siendo muy superior ante un Sevilla que está viviendo una de sus peores noches de la temporada.

    69Otro mazazo para el Sevilla, que está sufriendo un duro castigo, aunque su afición intenta reaccionar.

    69Gooool de Coutinho de penalti ¡¡¡ El quinto del Barcelona ¡¡¡¡

    69Penalti a favor del Barcelona ¡¡¡ La jugada acabó en gol de Coutinho, pero ya había señalado los once metros.

    68Iniesta ha ido ahora para disculparse con Gil Manzano, qué gran detalle del centrocampista.

    67Amarilla a Iniesta por sus protestas a Gil Manzano. El centrocampista se quejaba de una falta al borde del área.

    66El Sevilla busca el gol del honor para maquillar el duro resultado que está sufriendo en esta final de la Copa del Rey. El Barcelona sigue mandando.

    65Falta de Mudo Vázquez en la presión a Rakitic, que perdió la pelota en la frontal.

    64Cillesssen desvía el lanzamiento de Sandro en un mano a mano ¡¡¡ La lejor ocasión del Sevilla en esta final. Muy bien el guardameta holandés.

    62Lanzamiento de Busquets que toca en un rival y la pelota se marcha junto al palo. Nuevo córner.

    62Nuevo saque de esquina para el barcelona. Tocó Jesús Navas.

    Ver más