Fútbol femenino

Un equipo femenino se retira del partido por los continuos desprecios del árbitro

El CFF Albacete denuncia los comentarios del colegiado durante un partido de la liga regional de Castilla-La Mancha

Equipo del CFF Albacete B
Equipo del CFF Albacete B - @cffalbacete

El CFF Albacete B, conjunto de la liga regional femenina de Castilla-La Mancha, abandonaba el césped antes de la conclusión del partido disputado el pasado sábado en el campo del Fuensalida (Toledo) debido a los continuos desprecios que dirigió el árbitro a sus jugadoras. Según ha denunciado el club albaceteño, el colegiado, Enrique Vegas Arellano, llegó a humillarlas y a reírse de las futbolistas con comentarios como «toma una amarilla, por guapa», o «no sé cómo os ponéis así, si vais las últimas con un punto y estamos ya en enero. No vais a ganar nada».

Los hechos denunciados por el CFF Albacete en su página de Facebook se desencadenaron después de que el árbitro no concediera como válido «un gol fantasma» en el primer tiempo. Varias jugadoras albaceteñas recriminaron al juez que no había podido ver si el balón había superado o no la línea porque se encontraba en el centro del campo, a lo que Vegas Arellano, según la versión del club, respondió: «Hace mucho frío para correr». Ante el enfado que provocó este comentario en las futbolistas, volvió a soltar otra frase hiriente: «No sé porque os ponéis así, si vais las últimas con un punto y estamos ya en enero. No vais a ganar nada».

Los desprecios continuaron durante el primer tiempo. El árbitro sorprendió después de enseñar una cartulina amarilla a una de las jugadoras del Albacete B. «Toma una amarilla, por guapa, date la vuelta, guapa, que te vea el número», fue en los términos en los que se dirigió a la futbolista.

Lejos de variar su actitud tras el paso por los vestuarios, el CFF Albacete denuncia que el árbitro volvió a provocar el enfado de las visitantes en una jugada en la que caía lesionada la guardameta. Al saltar una de las entrenadoras del conjunto albaceteño al terreno de juego para ver el alcance de la lesión, Vegas Arellano, según la versión del club, se dirigió a ella y le comunicó: «No voy a añadir nada, es que no sé porque jugáis este día y tan tarde, yo tengo luego una cena y si no, no llego a tiempo».

Unas palabras que terminaron por colmar la paciencia del CFF Albacete. La expedición visitante, ante los continuos desprecios que sufrían, decidió dar por concluido el partido en el minuto 65 y se marchó al vestuario entre los aplausos de los aficionados que presenciaban el encuentro.

Sin embargo, en el vestuario se vivieron también momentos de mucha tensión. Según la denuncia del conjunto albaceteño, el árbitro llegó a levantar la mano a una jugadora e incluso tuvieron que ser separados para que la cosa no fuera a mayores. Después de unos minutos, volvió la calma y el árbitro pedía disculpas, aunque el equipo albaceteño ha remitido un escrito a la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha y al Comité de Árbitros.

Las muestras de solidaridad con el CFF Albacete se han sucedido y varios clubes han mostrado sus mensajes de ánimo en las redes sociales.

Toda la actualidad en portada

comentarios