Elecciones a la Federación EspañolaLarrea: «Esther Gascón seguirá, seguro»

El candidato a la presidencia mantendrá el núcleo duro de la Federación Española de Fútbol y medita «el fichaje de una mujer»

Actualizado:

Juan Luis Larrea opina que el cambio en la Federación Española de Fútbol no pasa por una remodelación en los cargos profesionales, sino por una política de actuación distinta dirigida desde la presidencia. El candidato aboga por la continuidad del núcleo duro que rige los designios del máximo organismo del fútbol español.

«La secretaria general, Esther Gascón, es una persona muy preparada», subraya el candidato

Rechaza que esa permanencia de las personas más importantes signifiquen el continuismo que se le achaca: «El cambio no es una cuestión de esas personas, sino de mi gestión desde arriba. Cuando fui elegido presidente en funciones hablé con los empleados de la Federación para ser más eficaces», señala. «Les dije que teníamos que ponernos las pilas y así lo han hecho», destaca Larrea.

«Si soy elegido, fusionaré departamentos para mejorar nuestro trabajo», advierte el candidato. «Los profesionales de la casa son muy capaces y no necesitamos grandes adquisiciones externas». Larrea puso los nombres a su filosofía de actuación: «Si gano el día 9 de abril, Esther Gascón seguirá, sin duda, al frente de la secretaría general. Es una persona muy bien preparada. Vicente Casado continuará en el sector del marketing. Y Kepa Larumbe será, por supuesto, nuestro asesor jurídico. Si viene alguien nuevo, un fichaje, será una mujer». Es un guiño claro a la incorporación de más mujeres al mundo profesional del fútbol.

Retos: Lopetegui y recuperar el sillón FIFA

Larrea ensalza que ya se han hecho muchas cosas en estos siete meses de presidencia provisional. «Fichamos a Fernando Hierro como enlace con los jugadores de la selección española y creo que es un gran acierto su regreso. Y tengo dos cuestiones pendientes, la renovación de Lopetegui y la recuperación del puesto de la Federación Española en el comité Ejecutivo de la FIFA, después de obtener el de la UEFA».

«Julen se ha negado a firmar su renovación, que se la ganó al clasificar a España para el Mundial, hasta que haya un presidente elegido»

Especificó que la firma del contrato de Lopetegui no se concretó por la honestidad del entrenador: «Cuando un seleccionador consigue la clasificación para la fase final de un Mundial o de una Eurocopa se le renueva inmediatamente por dos años, como bien sabe, pero Julen se negó a hacerlo hasta que haya un presidente elegido». El puesto en la FIFA es una meta más complicada: «Estamos trabajando en ello y espero lograrlo. Desde que fui presidente en funciones mantuve una relación directa con los presidentes de FIFA y UEFA para que comprobaran que la Federación vuelve a la normalidad».

Larrea propugna un cambio de política con su timón personal, pero con las mismas personas dentro.