Fútbol internacional

Drones en estadios, una moda peligrosa

Muslera, con el drone que caía durante el Ecuador-Uruguay
Muslera, con el drone que caía durante el Ecuador-Uruguay - AFP

La aparición de drones en estadios de fútbol comienza a convertirse en una moda que genera situaciones peligrosas, la última durante el partido entre Ecuador y Uruguay clasificatorio para el Mundial 2018. Un encuentro disputado la madrugada del viernes y en el que Muslera, guardameta del combinado charrúa, se llevaba un tremendo susto al ver cómo uno de estos aparatos caía a escasos metros de donde se encontraba.

La caída de este drone en el césped del estadio Atahualapa no tenía, afortunadamente, mayores consecuencias que la sorpresa y el susto que provocaba en Muslera. De hecho, el árbitro no llegaba ni a parar el juego porque era el propio guardameta el que se encargaba de coger el aparato para entregárselo a un recogepelotas. Si el aparato hubiera llegado a impactar en el portero, las consecuencias podían haber resultado diferentes. La presencia de estos objetos durante un partido ya ha provocado graves altercados, como los que se desataron en otro partido de selecciones, el que enfrentaba en 2014 a dos enemigos casi irreconciliables: Serbia y Albania.

Drone en el Serbia-Albania
Drone en el Serbia-Albania

En octubre del pasado año, el árbitro del Serbia-Albania, clasificatorio para la Eurocopa 2016, se vio obligado a suspender el duelo debido a una tangana entre los jugadores, al lanzamiento de petardos y bengalas desde la grada y a un intento de invasión del campo por parte de los aficionados serbios tras la irrupción de un dron con una bandera de la Gran Albania.

En España, la legislación prohibe el uso de drones sobre ciudades y aglomeraciones de personas al aire libre, como pueden ser parques de ciudades, playas llenas de gente o campos de fútbol. Hasta el momento, en nuestro país no se ha registrado ningún incidente reseñable en el transcurso de un partido.

Toda la actualidad en portada

comentarios