Liga portuguesa

«Deje usted de fumar, señor Coentrao»

El entrenador del Sporting, Jorge Jesus, insta al jugador y al ex barcelonista Mathieu a frenar su adicción al tabaco

Corresponsal en LisboaActualizado:

La paciencia del entrenador del Sporting de Lisboa, Jorge Jesus, con Fábio Coentrao (29 años) y Jeremy Mathieu (34) comienza a agotarse. Les acaba de pedir que dejen de fumar, pero aún está por ver si su solicitud tiene éxito.

El caso es que las palabras del visceral técnico huelen a ultimátum, con las puertas del mercado invernal próximas a abrirse y un descontento con el rendimiento de ambos defensas.

El ex jugador portugués del Real Madrid, que precisamente salió del Bernabéu lastrado por sus decepcionantes prestaciones, ha disputado 11 partidos esta temporada con la camiseta blanquiverde, pero únicamente ha logrado completar tres de ellos.

Su condición física no da para más y le cuesta mucho aguantar los 90 minutos con garantías. Sin embargo, cada vez que Jorge Jesus le sustituye sus aspavientos se dejan notar, puesto que no le suele hacer ninguna gracia que le retire del campo antes del pitido final.

Ni siquiera realiza algún propósito de enmienda cuando le recuerdan en privado cuál es el vicio que motiva esos cambios.

El entrenador, habitualmente polémico pero de objetivos altos, ya no sabe qué hacer para reconducir la situación, en vista de que los dos fichajes del pasado verano hacen aguas y perjudican las aspiraciones del Sporting.

El equipo presidido por el excéntrico Bruno de Carvalho se encuentra en segundo lugar en la Liga portuguesa, a cuatro puntos del líder, el Oporto, y uno por delante de su eterno rival, el Benfica.

Cuando Coentrao sale del terreno de juego, le toma el relevo el argentino Jonathan Silva, ex integrante del Estudiantes de la Plata y del Boca Juniors. No obstante, tampoco acaba de convencer a Jorge Jesus, de ahí la insistencia con el amigo de Cristiano Ronaldo.

Se da la circunstancia de que el defensa luso continúa siendo propiedad del Real Madrid, quien paga el 90% de su ficha de cesión. Y, precisamente, ya fue multado hace más de cinco años por José Mourinho debido a que le pillaron fumando en su fiesta de cumpleaños, menos de un año después de que el club pagara 30 millones de euros por él.

En cuanto al francés Mathieu, se permitió declarar hace dos meses en Portugal, adonde llegó después de salir del Barcelona por la puerta de atrás: “Soy una persona que siempre dice la verdad. Sobre el asunto de ser fumador, no soy ni el primero ni el último jugador que fuma”.

Se refería, muy probablemente, a dos ex madridistas que se marcharon de forma más bien oscura: Özil y Sneijder, aunque también a Balotelli, Crouch o Rooney, otros adictos al tabaco perseguidos por la polémica.

Por todo tipo de causas, la lista de episodios controvertidos protagonizada por Fábio Coentrao no ha dejado de crecer a lo largo de los últimos años. Por ejemplo, cuando insultó al árbitro Pérez Lasa en un choque frente al Getafe… o debido a sus numerosas salidas nocturnas… o por sus reiteradas discusiones algo agresivas.

Y en su regreso a Lisboa tampoco se libra de la polémica sin fin. De hecho, comenzó al decantarse por la propuesta del Sporting, cuando él había sido jugador del Benfica, como le recordaron los ultras de este último equipo con sus amenazas.

La figura de Jorge Jesus resultó clave para desembarcar en Alvalade, pues fue el técnico que apostó por él antes de aterrizar en el Real Madrid y le dio su confianza el pasado julio.

Pero los aficionados benfiquistas más radicales se la tienen jurada y le auguran un infierno de “pitos” cuando visite el Estadio Da Luz el próximo 20 de diciembre. “Nadie que haya besado el Manto Sagrado puede pasar a representar la mierda”, declararon en las redes sociales los exaltados adeptos, incrédulos ante el cambio de actitud de quien afirmó hace dos años: “En Portugal, solo jugaría en el Benfica”.

Pero a Coentrao no se le ocurrió otra cosa que liarla aún más con su reacción posterior: posar, en plena pretemporada, con una bufanda ofensiva hacia su ex equipo.

Benfica es mierda”, podía leerse claramente en la imagen que se difundió, antesala para el estupor general por su desfachatez.

Siempre le rodea la controversia extrafutbolística, como cuando dijo durante su presentación con los leones blanquiverdes: “He fichado por el equipo de mis sueños”.

Tanto es así que los ultras de las ‘águilas rojas’ ya tienen un nuevo grito de guerra: “Traidor con traidor”, en referencia a que Coentrao se alió con Jorge Jesus, el ex entrenador del Benfica que dio la campanada hace unos años al pasarse al Sporting.

El caso es que todo este ruido le ha acompañado de forma permanente a Fábio, cuya trayectoria está marcada por la irregularidad, como demostró el hecho de que fue objeto de varias cesiones al Nacional de Madeira, el Zaragoza y el Rio Ave, el equipo de donde había salido.