Iniesta y Busquets, junto a Puigdemont, levantan la última Copa del Rey ganada, en 2017 ante el Alavés
Iniesta y Busquets, junto a Puigdemont, levantan la última Copa del Rey ganada, en 2017 ante el Alavés - EFE

Copa del ReyEl socio del Barça pasa de la final de Copa

Las ocho finales en la última década y la situación política en Cataluña, la causa

BarcelonaActualizado:

Acostumbrarse a ganar genera el problema de dejar de valorar debidamente las victorias y los títulos. Es el riesgo que conlleva la autocomplacencia, denunciada hace años por Joan Laporta y que ha llevado en los últimos años al socio azulgrana a minusvalorar títulos como la Copa del Rey. Eso y la connotación política que conlleva el trofeo son la única explicación para la escasa demanda por parte del «soci» para acudir a la final ante el Sevilla que se disputará en el Wanda Metropolitano el próximo 21 de abril. El Barcelona abrió este pasado lunes el proceso de petición de las 16.223 entradas que le había otorgado la Federación pero ayer por la tarde, cuando concluyó el periodo de gracia para los socios de la entidad, aún quedaban 5.713 entradas por repartir. Algo inusual para una entidad acostumbrada a que la demanda superase la oferta.

El club azulgrana trata de explicar esta desgana de la masa social azulgrana por los precios de los billetes, que oscilan entre los 45 y los 150 euros, además de por el hecho de tener que recogerlos presencialmente en Madrid antes de la final, decisión con la que se trata de evitar la reventa y de que se reproduzcan imágenes recientes de grupúsculos rivales en la zona asignada a los culés.

No obstante, la Copa del Rey ha dejado de ser un título importante en el Camp Nou. En los últimos diez años el Barcelona la ha ganado cinco veces y ha sido finalista en tres ocasiones más. Ese descenso en el entusiasmo por un título que en años no tan lejanos salvaba temporadas se ha notado también en las últimas eliminatorias. El ejemplo más reciente está en la ida de la semifinal ante el Valencia disputada en el Camp Nou, con media entrada. Solo 59.959 seguidores se dieron cita para arropar al equipo tras haber aliminado al Murcia, Celta y Español.

Se amplía el plazo

El Barcelona ha tratado de incentivar a sus socios para que compraran entradas enviándoles un mensaje al móvil y un correo electrónico. El club ampliará ahora el plazo de inscripción. La situación sociopolítica que se vive en Cataluña también ha incidido en la decisión del socio, reacio a desplazarse a Madrid y a defender un título que homenajea al Rey.