Fútbol

Comienza la liga de las viejas glorias

Un temporada más, las estrellas de los clubes de Turquía son futbolistas que ya se acercan al final de sus carreras

Álvaro Negredo, nuevo jugador del Besiktas
Álvaro Negredo, nuevo jugador del Besiktas
Javier Pérez de la Cruz Estambul - Actualizado: Guardado en: Deportes Fútbol

Álvaro Negredo y Pepe han protagonizado durante las últimas semanas páginas y tertulias de la prensa deportiva turca. Sin la confianza de sus equipos en España, los dos han llegado a Estambul con la etiqueta de estrellas para sumarse a las filas del Besiktas. Tras carreras profesionales que incluyen algunos de los equipos más potentes del mundo, los ex del Valencia y Real Madrid han recalado en Turquía, país que se ha convertido en una especie de retiro dorado para los jugadores que ya comienzan a ver el final de su vida profesional.

Este fin de semana comienza la liga, y el Besiktas de Pepe y Negredo parte como gran favorito. Las «águilas» de Estambul son los flamantes campeones de los dos últimos años. La temporada pasada, además, ya con el guardameta español Fabri como titular indiscutible, rozaron las semifinales de la Liga Europa.

El domingo se enfrentan al Alanyaspor, liderado por la que es, sin duda, la gran «vieja gloria» del futbol turco: el camerunés Samuel Eto’o. A sus 36 años, el que fue jugador del Real Madrid para después triunfar en el Barcelona, sigue siendo sinónimo de gol. La temporada pasada anotó 18 tantos y este verano ha llegado a sonar como posible refuerzo del Fenerbahçe, uno de los grandes clubes del país eurasiático.

Al final no se materializó el traspaso y la estrella del Fenerbahçe seguirá siendo el holandés Robin van Persie, otro veterano del fútbol europeo, quien a sus 34 años ya peina canas. Van Persie, en cambio, no se lleva tan bien con el gol y desde que llegó el antiguo jugador del Manchester United, el conjunto blanquiazul no han hecho más que decepcionar a su público. La novedad es que esta temporada tendrá a su lado a otros viejos conocidos de la liga española: el delantero Roberto Soldado y el guardameta Kameni.

El atractivo de los equipos turcos se encuentra no solo en los suculentos contratos que ofrecen. El fútbol aquí es una verdadera religión, pero los sueldos no son tan altos como los que se pueden llegar a pagar en lugares con menos tradición futbolística como Catar o China. Asimismo, a diferencia de estos países, en Turquía los jugadores sí pueden encontrar la tensión de la competición.

El Besiktas, por ejemplo, como flamante campeón de las dos últimas ligas, jugará este año la Champions League, mientras que el Basaksehir, peleará con el Sevilla por una plaza en la máxima competición europea. Los andaluces, quizá, se sorprendan al encontrarse entre las filas del conjunto turco a otro ex del Real Madrid: «Manolito» Adebayor. El delantero togoleño fue una de las grandes piezas en la sorprendente temporada del Basaksehir, que acabó en segunda clasificación, por delante de los todopoderosos Fenerbahçe y Galatasaray.

La táctica de fichar jugadores con gran caché pero ya en el ocaso de sus carreras no es nueva en Turquía. Entre ellos ha habido, claro, diversos españoles. Por el Besiktas pasó Guti poco antes de retirarse, mientras que Dani Güiza prefirió el Fenerbahçe justo después de haber ganado la Eurocopa con la Selección española. Los turcos pagaron 15 millones de euros por hacerse con sus servicios, lo que en su momento convirtió el traspaso en el fichaje más caro de la historia del fútbol turco.

Toda la actualidad en portada

comentarios