Buffon celebrando uno de los goles de su equipo durante la eliminatoria frente al Madrid
Buffon celebrando uno de los goles de su equipo durante la eliminatoria frente al Madrid - Ignacio Gil

Serie ALas claves del Juventus-Nápoles

Ambos equipos se disputan en el campo del líder el título de la liga italiana

Actualizado:

Las grandes ligas de fútbol de Europa ya tienen, o casi, adjudicados a sus ganadores. El único campeonato que aún queda por decidir es la Serie A italiana. Un título que se disputan entre Juventus y Nápoles y que se enfrentan en el Juventus Stadium este fin de semana.

La Juventus llega al partido con ganas de sentenciar uno de los dos títulos que le quedan por disputar tras su eliminación en la Champions League contra el Real Madrid. En esa eliminatoria, los bianconeros demostraron que son un equipo con muchas variantes en ataque con Higuaín, Mandzukic y Douglas Costa, además de un Paulo Dybala que orquesta la ofensiva juventina y una defensa muy bien organizada y que comete muy pocos errores.

Por su parte, el Nápoles tiene la oportunidad de recortar los cuatro puntos que le aventaja la Juve en el liderato por el «Scudetto». En caso de victoria del conjunto napolitano se quedaría a solo un punto de distancia. La fortaleza del Nápoles durante este curso ha residido en su tridente ofensivo, formado por Dries Mertens, Lorenzo Insigne y José Callejón. Otra de las claves del buen momento de los azurros esta temporada ha sido su entrenador, Maurizio Sarri. El técnico ha cambiado por completo el estilo de juego y apuesta por un fútbol de toque y de posesión.

Tras el duelo entre los dos gigantes italianos, a la Juve le quedaría jugar uno de los clásicos de la Seria A en la próxima jornada contra el Inter de Milán, además de un partido contra la Roma, el verdugo del FC Barcelona en los cuartos de final de la Champions League.

Por el contrario, al conjunto del sur de Italia le restarían cuatro jornadas, a priori, más asequibles jugando contra equipos de la parte media de la tabla como son la Fiorentina, Torino y Sampdoria, y el Crotone, un equipo que lucha por no descender de categoría.

La última liga que ganó el Nápoles fue en 1990 con Diego Armando Maradona como máximo estandarte mientras que el equipo de turinés lleva ganando el trofeo liguero de manera consecutiva desde la temporada 2011/12 hasta la actual.