Albert Ferrer posa con la bandera del Barcelona y del Chelsea
Albert Ferrer posa con la bandera del Barcelona y del Chelsea - INÉS BAUCELLS

Chelsea-Barcelona«Morata hace más competitivo al Chelsea, su baja se ha notado»

Albert Ferrer, que jugó en Barcelona y Chelsea, analiza para ABC la eliminatoria entre sus exequipos

BarcelonaActualizado:

Albert Ferrer (Barcelona, 1970) jugó cinco años en el Chelsea tras abandonar el Barcelona, el equipo de su vida, con el que bajo la tutela de Johan Cruyff logró todos los títulos posibles. El laureado lateral nos recibe en Premiá de Dalt, donde reside, para analizar el duelo de este martes.

-¿Quién es el favorito?

-Es una eliminatoria bastante abierta y complicada. Habrá dos partidos muy diferentes, simplemente por una cuestión de dimensión de campo. Stamford Bridge es más pequeño y el Barça se encontrará sin espacios y con un Chelsea más defensivo y buscando los contraataques. Será un partido de mucha paciencia, difícil, que exigirá concentración y paciencia. Será complicado. En el Camp Nou será un poco más asequible pero la eliminatoria en global será difícil.

-¿El factor campo será decisivo?

-Veremos dos partidos diferentes pero con el mismo planteamiento.

-¿Cómo puede afectar la situación que vive Conte?

-No afectará. Cuando te metes en una eliminatoria así, lo único en que piensas es en los dos partidos que tienes. Lo que pueda decidir Conte sobre su futuro seguramente ya lo tendrá pensado y asimilado, pero no condicionará en nada a esta eliminatoria.

-Se juntan dos equipos muy ofensivos, con delanteras de referencia...

-La delantera del Barcelona está a un nivel muy alto. Messi es el mejor jugador del momento y Suárez está en un buen estado. Son dos delanteras diferentes con estilos de juego diferente, pero son equipos que destacan por su fuerza ofensiva. En el Chelsea, en este periodo algo malo que ha tenido, ha influido la ausencia de Morata porque se ha visto obligado a colocar a Hazard de delantero centro y esa no es su posición natural. Es un jugador que es muy creador y necesita la tercera línea, cuando lo ponen arriba padecen esa ausencia de creación y sufren más. Hazard puede jugar de nueve pero no es un nueve. La recuperación de Morata y la incorporación de Giroud le hacen más competitivo.

-¿Las opciones del Chelsea pasan por Morata, que ya está recuperado de su lesión?

-Es muy importante, es muy buen delantero centro. Tiene unas cualidades muy buenas, es trabajador, va bien de cabeza, es bueno con los pies, tiene muchos recursos y da muchas facilidades al sistema de juego del Chelsea.

-¿Una de las causas de ver al Madrid descolgado en Liga y eliminado en Copa es la salida de Morata?

-Por el Madrid han pasado buenos delanteros pero un jugador como Morata le hubiera dado muchas cosas buenas. Si quieres a un jugador tienes que darle confianza porque si no lo haces es mejor no tenerle. Morata tiene un plus añadido: es de la cantera blanca. Tu pones en el primer equipo a un canterano y dará la vida por el equipo porque es la ilusión de su vida. El Madrid le tendría que haber dado mucha más continuidad. Es un gran delantero centro que le habría ido muy bien.

-¿Dónde ve la mayor diferencia entre Barça y Chelsea?

-En la defensa. El Barcelona es un bloque muy sólido, con mucha intensidad y concentración. Al Chelsea últimamente le está faltando intensidad y se le crean ocasiones muy fácilmente. Eso puede beneficiar al Barça. El Chelsea está diseñado para defender, con el sistema que emplea, pero aún así el Barça, defensivamente, está mejor que el Chelsea.

-¿Incluida la portería?

Sí. Courtois es un gran portero, es uno de los mejores porteros que hay en Europa pero Ter Stegen está a un nivel diferente, es el mejor portero del momento. Bajo palos es extraordinario, tiene unos grandes reflejos, es muy bueno en el uno contra uno, es excepcional con los pies, tiene tranquilidad... Creo que el Barça tiene al mejor portero del momento. Ahora mismo no hay comparación posible.

-El Barça no podrá contar con Coutinho...

-No tener disponible a un jugador como Coutinho siempre supone una baja importante. Hay fases en el partido que por su forma de jugar puede desatascar situaciones. Es un jugador muy hábil, bueno en el uno contra uno y que genera ocasiones de la nada. No obstante, tengo la sensación que este Barça es muy sólido. Tiene una línea de cuatro, que ya no es la de tres de antes, que hace que su centro del campo sea más sólido y sufren menos en defensa. Tienen muchas opciones: Paulinho, Rakitic, Sergi Roberto, Iniesta...

-No todo será positivo...

-Bueno, es cierto que parece que el juego se atasca últimamente y parece previsible. Pero tampoco es fácil cuando te defienden con ocho jugadores todos los equipos. Por eso es importante tener estos jugadores creativos capaces de generar ocasiones.

-¿Cómo se debe gestionar la situación de Dembélé?

-Con paciencia. Se está adaptando bien deportivamente pero necesita un periodo de tranquilidad. Forzó su marcha, no deja de ser el recambio de Neymar con todo lo que representa eso, es joven, explosivo... Muchas recaídas físicas de este tipo suelen estar relacionadas con el estado de estrés del jugador. Para él ha sido un cambio brutal y aquí tiene una exigencia enorme. Necesita un periodo de adaptación, que mentalmente asimile la situación que le toca vivir y el papel que debe desempeñar. Y por parte del club, quitarle presión y gestionar estas lesiones que está teniendo. Es un proyecto a medio plazo, un jugador de futuro y hay que cuidarlo.

-¿Le ha sorprendido Valverde?

No porque ya conocía a Ernesto y sabía cómo era como entrenador. Es muy estudioso, tiene buena materia prima y le ha pasado una cosa que no le ha pasado a ningún entrenador: que se te marche el segundo mejor jugador del equipo y que eso te permita cambiar un sistema, que el fútbol ya estaba pidiendo. El Barça necesitaba reforzar el medio del campo, ya hay muy pocos equipos que te jueguen con un 4-3-3.

-¿Me está diciendo que ha sido una suerte la salida de Neymar?

-No, pero la marcha de Neymar, que podría haber sido un drama, la ha sabido convertir en un cambio necesario. No tenerlo no es ninguna suerte pero sí es una suerte tener el recurso para fichar a otros jugadores y, sobre todo, saber gestionar la baja del brasileño. Además, no he oído aún a Valverde quejarse por nada cuando lo fácil era lamentar la marcha de Neymar. Es un entrenador muy inteligente que se adapta muy bien a las circunstancias. Además, es un tío muy normal, trabajador y que es querido y aceptado por el vestuario.

-¿Se imagina a Luis Enrique en el Chelsea?

-Si, claro. Lucho encajaría en cualquier sitio. Es particular, diferente... Dice lo que piensa y eso no siempre está bien visto o no estamos acostumbrados. Dice las cosas a la cara y eso le ha traído algún problema pero como entrenador me gusta. Es diferente a Valverde y a Pep. Incorporó muy bien la faceta de contraataque en el Barça, que estaba olvidada, y con él funcionó bien.

-¿Por qué Piqué genera tantos sentimientos encontrados, para lo bueno y lo malo?

-La suerte o la desgracia del momento en el que vivimos es que tienes a todos los medios de comunicación al alcance. Entonces, dependiendo del momento anímico en el que estés, lo que digas puede ser bueno o malo. Pero eso no lo ves a corto plazo. Los jugadores tienen hoy muchos más medios para influir en la opinión de la gente o para opinar. Antes había menos polémicas porque no teníamos tantas herramientas a nuestro alcance.

-¿Pero cree que se equivoca con sus declaraciones?

-Cada uno es como es. Pero cuando eres un personaje público y das una opinión también tienes que aceptar que haya gente que no esté de acuerdo y que puedan tener una reacción. Es lo que le pasó con la selección o en los partidos con el Español. Pero al final, si no faltas al respeto a nadie puedes decir lo que quieras. Es cierto que estamos en un momento de tensión política muy importante y que se pueden mezclar las cosas pero creo que se le tiene que restar importancia. Si no, de qué hablaríamos... También ha recibido mucho ¿eh? Ha expresado su opinión, principalmente política, pero ha recibido muchas críticas personales. No sé hasta qué punto, por decir lo que piensa, sin meterse con las familias de nadie, ha de recibir unas críticas a nivel personal. Tampoco es justo.

-¿Le ha sorprendido el Madrid?

-No. Al Madrid le está pasando lo que al Barça. Viene de un año en el que lo ha ganado todo y es el favorito en todas las competiciones. Sus adversarios tratan de protegerse y le juegan como le están jugando al Barça.

-Pero su situación en Liga...

-El Barça es un dominador del juego y está acostumbrado a tener la pelota. A crear y ganar los partidos a través de la posesión. El Madrid, históricamente, se maneja bien con el contraataque y las transiciones rápidas. Son sus mayores virtudes. Pero si hay rivales que no te presionan, ni se desprotegen atrás y te esperan, has de contrarrestarlo con otro sistema de juega al que no estás tan acostumbrado. Eso le ha pasado factura. No le dan espacios y hay partidos que se le encallan. Pero será una transición. Al Madrid tiene que servirle para entender que no siempre se puede jugar de la misma manera y que ahora deben ganar los partidos de otra manera. Puede ser incluso un crecimiento. Contra el PSG demostró que sigue estando arriba.

-¿Le ve en cuartos?

-No, ni mucho menos. El PSG tuvo muchas opciones de tener un mejor resultado en el Bernabéu. Me da la sensación que el PSG tiene un gran potencial ofensivo y goleador pero defensivamente sufren bastante. Su asignatura pendiente no es lo que genera en ataque sino hacerse fuerte en defensa. En la vuelta puede pasar cualquier cosa pero al Madrid si no le defiendes bien puede hacerte daño. Pero la eliminatoria no está cerrada.