Leo Messi durante un partido
Leo Messi durante un partido - REUTERS
Barcelona

El caramelo de Messi

El argentino toma glucosa durante los partidos cuando necesita energía rápida

BarcelonaActualizado:

Leo Messi tiene la capacidad de focalizar toda la atención sobre el terreno de juego, tanto deportiva como personal. Por este motivo se viralizó un gesto suyo a los nueve minutos del partido ante el Olympiacos, momento en el que se metía la mano bajo la doblez de la media y posteriormente se la llevaba a la boca. Nunca una pastilla de glucosa había acaparado tanto protagonismo, aunque no es la primera vez que el rosarino recurre a este suplemento durante un partido. Ya lo hizo con Argentina y con el Barça, aunque entonces había ido a solicitarlo al banquillo. Los suplementos energéticos son habituales en los deportistas profesionales pero suelen generar confusión y provocar suspicacias. Como la que ha rodeado a Messi, que poco después de tomar la glucosa marcó un gol.

Ernesto Valverde se lo tomó a broma cuando le preguntaron por este hecho. "¿Una pastilla? Pues yo qué sé... Si le ha hecho meter un gol, que tome más. En el descanso los jugadores toman. Si para anotar el gol número 100 hay que instaurar lo de la glucosa, pues... Pero vamos, que espero que Messi llegue a los 200 en Europa este curso", soltó el entrenador, que reconoció que sus futbolistas toman glucosa en el descanso. De hecho, es beneficioso. Los médicos recomiendan mantenerse hidratado durante el partido, aprovechar para beber en alguna sustitución o interrupción del juego y, sobre todo, servirse del descanso para reponer fuerzas con bebidas isotónicas, agua azucarada, cafeina, gominolas o barritas energéticas.

El uso de la glucosa en el mundo del deporte suele ser habitual y los especialistas lo aconsejan. "La glucosa es azúcar de absorción rápida que provoca un aporte energético que puede durar una hora o 45 minutos", explica a ABC la doctora Maite Galarraga, de la clínica Endodiabet. La especialista en nutrición añade que "es más habitual en deportes de resistencia, como triatlón o en ironmans, pero en fútbol se puede utilizar para lograr un aporte energético instantáneo". Y asegura que "es más instantáneo que cualquier otro suplemento. Es azucar puro que proporciona energía al momento porque va directo a la sangre y se suele tomar cuando te encuentras flojo o bajo de ánimo". Lo que sí parece descartado es que la glucosa esté relacionada con una hipotética solución para los contratiempos estomacales que sufrió el delantero.

En manos de un dietista

Atrás parecen haber quedado los problemas gástricos de Leo Messi, que sufría episodios de vómitos durante los partidos, lo que le llevó a visitar un médico especialista en conflictos digestivos. "Es algo que me pasa siempre, me pasó varias veces en el club también, no es nada que no me haya pasado antes", tuvo que tranquilizar el rosarino tras haber arrojado durante un partido de la selección en 2014. Las imágenes del argentino llevándose la mano a la boca o arqueándose sobre el terreno de juego empezaron a ser habituales y comenzaron en la etapa del Tata Martino (2013-14). Preocupó a los galenos culés. Tanto que le hicieron infinidad de pruebas que descartaron cualquier dolencia grave.

Finalmente halló la normalidad gracias a Giulano Poser, un dietista italiano al que visita con asiduidad y que, además de eliminar sus regurgitaciones, previno las lesiones musculares gracias a un cambio en los hábitos del culé y unos tratamientos basados en la kinesiología. "Los jugadores de fútbol a menudo pagan las consecuencias de la mala nutrición", asegura Poser, cuyo método incluye "ejercicios compuestos y terapias emocionales, con la ayuda de psicoterapeutas y con el uso de las Flores de Bach".