Fútbol

Un Camp Nou contra el terror

Barcelona y Betis se miden en un partido marcado por los atentados del jueves

Leo Messi se lamenta
Leo Messi se lamenta - REUTERS
SERGI FONT Barcelona - Actualizado: Guardado en: Deportes Fútbol

Hace cuatro días parecía que el barcelonismo entraba en depresión tras perder de mala manera dos partidos consecutivos ante un Real Madrid muy superior, sin vislumbrar soluciones a corto plazo para evitar un cambio de dinámicas con el gran rival y sin que ninguno de los fichajes, ni los llegados ni los futuribles, insuflaran algo de ilusión. Pero al día siguiente, pocas horas después, todo dejo de tener importancia. Dos atentados en Barcelona y Cambrils aterrorizaban a la sociedad española y relativizaban completamente las preocupaciones culés.

Así llega el Barcelona a su estreno liguero ante el Betis, tocado por su inicio de temporada pero mucho más aún por el drama social vivido en el corazón de su ciudad. Los futbolistas disputarán el duelo con el nombre «Barcelona» sobre el dorsal, sustituyendo sus nombres. El Camp Nou, dotado para este encuentro con un dispositivo de seguridad extrema en los aledaños y en el interior del estadio, mostrará su solidaridad con las víctimas.

Sin Iniesta ni Suárez

«Estamos tranquilos. Todos tenemos que hacer frente a esta circunstancia y la mejor manera es continuar adelante. Tal y como están las cosas en el mundo, todos somos víctimas potenciales cuando hay aglomeraciones. No se puede controlar pero lo que no podemos hacer es escondernos», señaló Ernesto Valverde, que tendrá las bajas significativas de Iniesta y de Luis Suárez para este partido. Será una ocasión de oro para Paco Alcácer, que tras las dificultades y críticas en las que vivió el año pasado, tiene un mes por delante para justificar su fichaje.

No obstante, el Barcelona seguirá aferrándose a Messi para tratar de esconder sus carencias en este inicio de temporada y lavar la imagen ofrecida en la Supercopa. Ganar y convencer es la consigna para evitar que el ambiente se enrarezca aún más y Valverde pueda encontrar la tranquilidad para trabajar mientras espera la llegada de nuevas incorporaciones. «Me gustaría tener una plantilla acorde con las exigencias que tenemos», pidió ayer el entrenador.

El Betis, por su parte, espera aprovechar el momento por el que atraviesa el Barça. Quique Setién tiene el objetivo de acomodar a su equipo en la zona noble de la tabla y para ello le han renovado a la plantilla con nueve fichajes, aunque uno de ellos, el mediapunta Ryad Boudebouz, no podrá jugar por lesión.

Toda la actualidad en portada

comentarios