Luis Suárez y Sergio Busquets durante un partido esta temporada
Luis Suárez y Sergio Busquets durante un partido esta temporada - EFE

Barcelona-AthleticEl Barça recibe al Athletic sin Luis Suárez ni Busquets

«Hubiera firmado con sangre estar donde estamos», asegura Ernesto Valverde, que hoy se mide a su exequipo

BarcelonaActualizado:

Esta tarde se sentarán frente a frente dos entrenadores que se conocen bien. Ernesto Valverde y el Cuco Ziganda, compañeros y amigos, dirigen con distinta suerte a Barcelona y Athletic. Se respetan y se admiran pero hoy aparcarán su relación para tratar de sumar tres puntos que se antojan más importantes para los azulgranas que para un Athletic perdido en tierra de nadie. Los dos equipos saltarán al verde con notables ausencias. Los leones no podrán contar con Mikel Rico, Yeray y Muniain, mientras que los culés tratarán se solventar las bajas del sancionado Luis Suárez y el lesionado Sergio Busquets, que se suman en la enfermería a Vermaelen, Denis y Semedo. No obstante, el catalán y el uruguayo son intocables para Valverde, al que le cuesta prescindir de uno de ellos. Busquets solo se ha perdido tres partidos de Liga (Deportivo, Levante y Alavés) y Suárez otros tres (Betis, Alavés y Eibar), pero no siempre por decisión técnica, ya que las sanciones en el caso del centrocampista y las lesiones en el del delantero han provocado su descanso forzoso en varios de ellos.

«No es la primera vez que no está Busquets. Lo hemos perdido por sanción alguna vez y también lo hemos rotado. Tenemos otros jugadores que nos pueden ayudar. Rakitic lo ha hecho muy bien ahí y tenemos alternativas suficientes. Ahora bien, sabemos que es complicado sustituirle porque es el mejor del mundo en esta posición», reconoce Valverde, que da pistas sobre quién jugará en el pivote. Presumiblemente, Coutinho y el redimido André Gomes acompañen al croata. Más complicado se presume adivinar a los acompañantes de Messi en ataque. Dembélé ha ganado muchos enteros con sus últimas actuaciones. Alcácer y Aleix Vidal optan a la tercera plaza. Valverde espera alcanzar el parón liguero con un triunfo que le dejaría en la rampa de lanzamiento en el deseado objetivo del triplete. «Hubiera firmado con sangre estar donde estamos», aseguró ayer.

Ziganda, sin objetivos

El Athletic, por su parte, necesita recuperar la confianza de la afición tras el batacazo en la Europa League al caer de forma incontestable ante el Olympique de Marsella por un global en la eliminatoria por 5-2. En San Mamés ya se empieza a pensar en la próxima temporada, ya que la permanencia no peligra y los puestos europeos quedan muy lejos, a nueve puntos.