Los jugadores de la Gimnástica Torrelavega celebran el ascenso
Los jugadores de la Gimnástica Torrelavega celebran el ascenso - www.rsgimnastica.com
Promoción de Ascenso

La Gimnástica de Torrelavega, el decano cántabro, asciende a Segunda B

Supera la eliminatoria ante el filial del Mallorca y regresa a la categoría de bronce después de seis años en Tercera

Actualizado:

La centenaria Gimnástica de Torrelavega se ha convertido este domingo en nuevo equipo de Segunda división B gracias a su empate ante el filial del Mallorca (2-2) y el conjunto decano del fútbol cántabro regresa a la categoría de bronce después de seis complicados años en Tercera división por la asfixia económica a los que ha tenido que hacer frente la directiva presidida ahora por Tomás Bustante. El equipo entrenado por Pablo Lago goleó en el partido de ida (4-1) y hoy ha iguala dos tantos de los baleares para acabar celebrando el ansiado regreso al tercer escalón del fútbol español.

[Todos los resultados del playoff de ascenso]

Fundado en 1907, el club más antiguo de Cantabria acabó líder del Grupo III de Tercera división, en el que solo sufrió una derrota a lo largo de la Liga, y en el sorteo de la eliminatoria de campeones quedó emparejado con el filial del Mallorca. Los de Pablo Lago, que en la temporada 1999-2000 debutó en Primera precisamente como jugador del Real Mallorca, comenzaron sufriendo este domingo porque los baleares se adelantaron gracias a Jaume Pol, a la media hora, y Rodado, en el inicio del segundo acto.

El 2-0 dejaba la eliminatoria a un solo gol de la remontada, pero un tanto de Palazuelos desataba la alegría de la expedición cántabra y poco después Cote llevaba la tranquilidad con una nueva diana. El empate final (2-2) certificó el ansiado ascenso del club Torrelaveguense y desataba la euforia de miles de hinchas cántabros que siguieron el partido en la pantalla gigante instalada por el Ayuntamiento en la Plaza Baldomero Iglesias.

La Gimnástica Torrelavega, que tiene su casa en El Malecón, un moderno y coqueto estadio con capacidad para 6.000 espectadores, sufrió un descenso administrativo en 2013 después de cuatro temporadas seguidas en Segunda B, categoría que ha conseguido recuperar este domingo después del intento fallido en el playoff de la temporada 2014-15. El techo del conjunto cántabro, sin embargo, es la división de plata, en la que militó ocho temporadas, la última en el curso 1867-68.