Fútbol

Fútbol / mundial 2022

El rompecabezas de jugar en invierno el Mundial de Qatar 2022

Día 23/09/2013 - 17.59h
Temas relacionados

La colisión con los Juegos Olímpicos de Invierno, el cambio del calendario de clubes y las reticencias de la cadena FOX, obstáculos enormes para los planes de la FIFA

A nueve años del Mundial de Qatar, las incógnitas se multiplican sobre un torneo nacido rodeado de polémica y cuyas fechas siguen en el aire. Las altas temperaturas del verano en el Golfo Pérsico van camino de trasladar la máxima competición de clubes a invierno, algo inédito hasta la fecha, lo que abre un abanico de complejos interrogantes para la FIFA.

Europa dio un paso al frente en Dubrovnik, Croacia, donde las 54 federaciones de la UEFA dejaron claro este jueves que es «imposible» disputar el Mundial de Qatar en el verano de 2022 debido a las altas temperaturas del país organizador, que pueden llegar a superar los 50 grados centígrados. El debate ya se abrió cuando Qatar presentó su candidatura a organizar el Mundial pero, a pesar de los informes técnicos alertaban de las dificultades de jugar allí por el calor sofocante, el Comité Ejecutivo de la FIFA votó en diciembre de 2010 llevar el torneo a Qatar, por delante de las candidaturas de Estados Unidos, Corea del Sur, Japón y Australia.

Tres años después todo son dudas sobre Qatar, imposible adivinar cuándo empezará un Mundial manchado con mil polémicas, incluidas las acusaciones de soborno en la votación desveladas por France Football y reconocidas las «influencias políticas directas» por intereses económicos por el presidente de la FIFA. A pesar de los mayúsculos lunares que pesan sobre el proceso de elección, los mayores interrogantes se centran en las fechas del Mundial. Según información del diario británico Daily Mail, los compromisos por escrito de la candidatura qatarí hablan de organizar un torneo durante el verano de 2022, lo que abre la posibilidad de demandas millonarias de un puñado de organismos si se traslada a los meses de invierno.

Cambios en el calendario de clubes

Para empezar, el cambio de fechas obligaría retocar el calendario del fútbol internacional durante varios años. Las ligas europeas tendrían que parar durante dos meses en invierno de 2022, lo que significa un contratiempo evidente para competiciones como la Premier League, que exprimen su producto hasta el máximo durante las fechas navideñas dentro y fuera del Reino Unido. El cambio de fechas obligaría a ligas como la española a adelantar su comienzo a principios de agosto o incluso finales de julio, y a modificar las fechas habituales de las rondas de la Champions League y la Europa League. El nuevo calendario tendría además un enorme impacto en las fechas del mercado de fichajes, especialmente durante la ventana de invierno que llegaría semanas antes o después de la cita de Qatar.

Por ahora, el cambio de fechas es solo un proyecto del que se habla de puertas para dentro. Eso podría cambiar, según apuntan diversas fuentes, en la próxima reunión del Comité Ejecutivo de la FIFA en Zúrich el 3 de octubre, donde Blatter parece dispuesto a presentar en público por primera vez su plan. El dirigente cuenta con el respaldo de las federaciones europeas, pero el consenso no es ni mucho menos unánime. «No tenemos suficiente información, hay demasiadas preguntas», cuestionaba estos días en The New York Times Sunil Gulati, presidente de la Federación de Fútbol de Estados Unidos y una de las 25 personas que componen el Comité Ejecutivo, único órgano con potestad para cambiar las fechas. La Asociación Europea de Ligas de Fútbol Profesional (EPFL), tampoco quiere que el cambio llegue por la vía rápida. «Cualquier cambio en el calendario internacional debe ser cuidadosamente evaluado a través de una consulta equilibrada de todos los intereses, incluidos todos los actores del fútbol y especialmente la EPFL», han explicado recientemente.

Conflicto con el COI y las televisiones

Con todo en el aire, resulta imposible adivinar las fechas del torneo, pero el margen de la FIFA no es demasiado grande. Las últimas voces apuntan a que el Mundial se jugaría entre enero y febrero de 2022, una circunstancia que podría derivar en un conflicto mayúsculo entre la FIFA y el Comité Olímpico Internacional (COI), que tiene previsto para esas fechas celebrar los Juegos de Invierno de 2022 y ya ha advertido de lo desaconsejable que sería hacer coincidir las dos competiciones deportivas, especialmente en el plano económico. La otra posibilidad, llevar el Mundial a los últimos meses del año, alteraría todavía más el calendario del resto de competiciones de fútbol.

Otro factor clave en la decisión, importantísimo por su impacto económico en las arcas de la FIFA, es la televisión. Desplazar el Mundial de Qatar 2022 a los meses de invierno perjudicaría especialmente a la FOX, que desembolsó 425 millones de dólares a cambio de los derechos de los Mundiales de 2018 y 2022. «La FIFA nos ha informado de que están considerando mover el Mundial de 2022. Fox Sports compró los derechos del Mundial entendiendo que se disputaría durante el verano, igual que ha pasado desde 1930», ha explicado la cadena norteamericana en un comunicado remitido a Bloomberg. A la FOX no le interesa el cambio de fechas porque eso significaría que el Mundial coincidiría con la temporada de fútbol americano, el principal deporte y mayor reclamo publicitario en Estados Unidos. Los playoffs de la NFL se juegan durante el mes de enero, con la Super Bowl programada para el primer fin de semana de febrero, fecha para la que algunos fijan la final de Qatar 2022.

Protestas del resto de candidatas

Las candidatas que perdieron ante Qatar la elección del Mundial 2022 también podrían alzar la voz si se confirma el cambio de fechas. Así lo ha dejado caer en los últimos días Australia, que planea reclamar una compensación de 25 millones de dólares por lo invertido en la candidatura. Desde la FIFA ya han comentado que no existen motivos para solicitar una indemnización, pero está por ver si algún país decide llevar más allá el caso.

Mientras tanto, la organización qatarí insiste en que es plenamente capaz de organizar el Mundial en verano, a pesar de que el jefe médico de la FIFA haya advertido del riesgo que implicaría sobre todo para los aficionados. «Nosotros presentamos la candidatura para organizar el Mundial de 2022 en verano y estamos plenamente comprometidos y trabajando duro para cumplir esa promesa. Si la comunidad internacional nos pide un cambio de fechas estamos en condiciones de hacerlo, pero el desarrollo e implementación de tecnologías de refrigeración respetuosas con el medio ambiente en los estados sigue siendo un legado importante que podría dejar el torneo», ha explicado el comité de Qatar, que también intenta disipar las dudas sobre la salud de los aficionados. «Crearemos condiciones cómodas en las áreas públicas, campos de entrenamiento y estadios durante y después del Mundial», sentencian. El Mundial de 2022 todavía es un castillo en el aire.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Patrocinado por BBVA

Resultados

ABC Real Madrid

REAL MADRID

Cristiano aún no está a tope

S. D.. El portugués calentó unos minutos con el resto del grupo, pero luego continuó en solitario junto a Marcelo. Ramos y Bale tampoco entrenaron

Más información en Real Madrid

Buscador deportes

Resultados, datos y estadísticas deportivas

Buscar »
Últimos Posts
Portada de Blogs
Lo último...
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.