Fútbol

Fútbol / LIGA BBVA

Deslumbrante Ozil

Día 09/12/2012 - 16.13h
Temas relacionados

El alemán logra domar un encuentro plagado de errores del Madrid y el Valladolid, con dos goles fantásticos, uno de ellos de falta directa

Valladolid
2
Real Madrid
3
AFP

En el paisaje semi helado del Nuevo Zorrilla sobre el que se escurrían futbolistas, la batalla se encaminó desde el comienzo hacia una resolución por balance de errores. El Valladolid y el Madrid se comunicaban reenviándose fallos de un lado al otro del campo. El diálogo avanzaba a trompicones sobre la hierba. Hasta dos deliciosos ejercicios de doma de Ozil para amansar el caos. Zanjó así casi por su cuenta un partido con mucho baile táctico en el que por fin los blancos pudieron remontar fuera de casa. Aguantan agarrados al hilo de esperanza de no alejarse otros tres puntos del Barcelona.

Un tesoro en el fondo del desbarajuste. Hasta el silbato del intermedio, los equipos exhibieron los rasgos más endebles contenidos en lo más reconocible de sus estilos. Con esos pasos iba avanzando el marcador. Un córner lanzado por Ebert botó en mitad del área pequeña, entre los defensores madridistas. Se le escurrió a todos hasta alcanzar el otro palo, y de ahí volvió al centro, donde la empujó Manucho, que vivió toda la jugada sin marcaje. Otra vez un tanto recibido a balón parado, ese acertijo que Mourinho no logra que descifren sus jugadores.

El Valladolid, tan exquisito en la salida de la pelota, tan paciente, tiene también en ese hábito suyo, tan cautivador, una de sus principales vías de agua. Estrujaba arriba el Madrid, y Balenziaga devolvió enseguida el despiste madridista permitiendo un robo de Callejón, que se la dejó a Benzema para que también empujara el empate.

En justa correspondencia, de vuelta a su área, en un córner en contra, el Madrid vuelve a permitir a Manucho plantarse en el centro del rectángulo pequeño. Ramos trata de abordarle desde atrás, pero cuando alarga el cuello, la pelota enviada por Ebert ya ha llegado a la cabeza del angoleño, que marca el segundo apoyado exactamente en el mismo pedazo de hierba que la primera vez.

El ida y vuelta de concesiones al rival pareció ya una broma cuando se escurrió Sereno y volvió a dejarle la pelota a Callejón, que tropezó con la espinilla y no acertó con la portería.

La lesión de Ebert pareció desactivar el barullo que marcaba el tono del partido. Un problema muscular cuando apuraba arriba la defensa lo dejó tumbado en el lateral, bajo una manta. Con él fuera, sólo Manucho asomaba en el intercambio de golpes, dominador en defensa y con aroma de alerta constante entre los defensas.

La aparición Ozil

Descartado un alemán, el aluvión de errores lo contuvo finalmente otro. Consumido casi el primer asalto, agarró la pelota en una esquina del área, se filtró bamboleándose entre un grupo despistado de defensas, y se apoyó en Benzema, que se la devolvió pisándola hacia atrás. Entonces Ozil, ante el portero, depositó el gol en un rincón de la red. Una obra de arte a cámara lenta de los dos tipos capaces de dormir el tiempo en el ataque del Madrid.

Aparentemente, lo que siguió fue el silbido que mandó al personal a los vestuarios, pero lo que sucedió al tanto del alemán fue la revolución. Mourinho barajó a los suyos dejando a Nacho, muy tímido, en la caseta, por el que entró Di María. Su hueco en el lateral izquierdo lo ocupó Callejón, el nuevo comodín del técnico. Lo hizo muy bien en ataque en la primera parte, y también se mostró seguro en la otra banda, en la zaga, donde su insolencia aportó la profundidad que no se le vio desde sus cuevas ni a Nacho ni a Arbeloa, la siguiente pieza que salió del tablero. Entró Modric y Xabi Alonso se movió al centro de la defensa, para dejar a Ramos en la derecha. Agitación contra la tragedia de dejarse otros dos puntos.

Con esa extraña combinación atrás, de nuevo Ozil para reordenar. Cristiano le cedió una falta, la única directa que no lanzó anoche. Como contra el Borussia Dortmund, el alemán acertó, esta vez cerca de la escuadra, apoyándose en el larguero.

El Valladolid seguía aferrándose a la pelota, fiado a Omar y Óscar, pero la precisión del alemán había sido definitiva para dejarles sin nada.

Sus dos tantos también sirvieron para acercar unas horas al Madrid a ocho puntos del Barcelona y a dos del Atlético de Madrid. Sobre el talento de Ozil, aguanta otra noche.

Ficha del partido

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Patrocinado por BBVA

Resultados

Sigue ABC.es en...

ABC Real Madrid

REAL MADRID

Ancelotti: «No hay partido de mayor calidad en el mundo»

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN. Ramos e Isco serán titulares. Deja la duda de Benzema o Khedira: Hacemos buen fútbol y ya se defiende como yo quiero"

Más información en Real Madrid

Buscador deportes

Resultados, datos y estadísticas deportivas

Buscar »
Lo último...
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.