Fútbol

Fútbol / champions league

El Valencia saca el coraje, empata con el Bayern y ya está en octavos

El Valencia, con diez durante una hora, firma un brillante partido y su justa clasificación

Día 21/11/2012 - 11.01h

Se supo el Valencia equipo de octavos de final de la Champions sin que Howard Webb hubiera decretado el inicio del partido ante el Bayern de Munich. El Lille, que llegaba a la quinta jornada de la fase de grupos sin puntuar y con un fútbol muy alejado del mismo que Rudy García había diseñado para los franceses y que le había distinguido en las últimas campañas, sorprendió antes en el frío bielorruso con un triunfo ante el BATE Borisov por 0-2. Lo que había conseguido el equipo de Pellegrino sin bajar del autobús era inscribir su nombre entre los dieciséis mejores equipos del Viejo Continente. Pero la exigencia en un club de la historia y el palmarés del valencianista va más allá. La cuestión ya no era solo luchar por ser primer de grupo, sino ganar un partido ante la potencia alemana con cuatro trofeos de la Copa de Europa. Al valencianismo le costaba recordar una gran victoria, ante uno de los todopoderosos.

El marcador quedó en tablas. Y lo de ser primero de grupo debe esperar a la última jornada. Pero la valoración de lo hecho por los de Pellegrino fue de sobresaliente. Una hora jugando con diez. Se crecieron ante la dificultad. Bloquearon al Bayern. Lo doblegaron. Demostraron estar a la altura de una lucha contra las superpotencias europeas, pues le echaron coraje, ambición, voracidad,...

De menos a más

Arrancó amodorrado el Valencia. Quizás le aletargó la información de saberse en octavos. Y el Bayern, que precisaba al menos un empate en Mestalla para seguir el mismo camino, salió fuerte. Claro en su fútbol. Se adueñó de la pelota. Intentó profundizar por banda. Exprimir el lado de Ribery por velocidad, y el manejo de Kroos por el centro y Müller desde la derecha de su ataque. Y para replicar esto, los de Pellegrino cerraron filas. Y sólo cuando estuvieron laxos en la salida del esférico o en el despeje pasaron apuros. No fueron ocasiones claras las del Bayern, pero sí era constante el tiempo en campo local.

Dante, eso sí, ganó con rotundidad, con sobriedad, pero sin eficacia, las jugadas a balón parado que el Bayern planteó. No estuvo Ramí acertado para cerrar al central rival. Hacia la media hora, el Valencia comenzó a estirarse. Equilibró el partido en posesión. Y probó a Neuer con un fortísimo disparo de Feghouli.

Los planes valencianistas se torcieron en número en el minuto 33. Barragán, que ya había visto una amarilla, cortó con una dura falta una internada de Alaba. Webb, aquel que interpretó como amarilla un plantillazo de De Jong a Xabi Alonso en la final del Mundial de Sudáfrica, le mostró la roja directa al valencianista.

Los de Pellegrino, con diez, se crecieron. Manejaron con mayor claridad la pelota en el centro con Banega. Pizarro, sin embargo, obligó a Guaita a lucirse en una contra del Bayern. Se marchó el conjunto español al descanso con dos intentos más, de Soldado y Feghouli, por ponerse por adelantarse.

Mucho premio para el Bayern

Los de Pellegrino, pletóricos, cargados de moral pese a la inferioridad numérica, demostrando el coraje que enorgullece a Mestalla, regresaron con las ideas claras: graníticos en defensa, solidarios en las ayudas, y valientes en ataque. Así, Soldado a centro de Feghouli avisó a Neuer de las intenciones blanquinegras. La impetuosa imagen del Valencia bloqueó al Bayern, que respiró cuando un lanzamiento del «9» valenciano se fue ligeramente por encima del larguero.

Y se fue el partido a una fase de posesiones sin peligro del Bayern y salidas a la contra de los locales. Siguió el equipo de Pellegrino serio, con garra, con el pulso totalmente cogido al partido. Y entonces llegó la explosión orgullosa de un estadio volcado con sus futbolistas. Feghouli, eléctrico, potente, voraz, se buscó un hueco por el centro del área alemana para marcar el 1-0. Alegría, sin embargo, que duró poco, pues Müller aprovechó uno de los pocos errores de la zaga valenciana para acribillar a Guaita.

Se vacío el bloque de Pellegrino. Los futbolistas dieron una muestra soberbia de carácter, de ambición, de estar a la altura de un gran partido. Quiso el segundo. No llegó, pues los minutos finales dieron muestras de dos equipos, uno con diez jugadores, el otro con once, exhaustos.

Ficha técnica

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Patrocinado por BBVA

Resultados

Sigue ABC.es en...

ABC Real Madrid

REAL MADRID

Ancelotti, en el campo de sus pesadillas

S. D . Vuelve diez años después del desastre que vivió como técnico del Milán, en el que su equipo cayó eliminado 4-0 en cuartos de la Champions

Más información en Real Madrid

Buscador deportes

Resultados, datos y estadísticas deportivas

Buscar »
Últimos Posts
Portada de Blogs
Lo último...
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.