Fútbol

Fútbol / real madrid

El penalti de mentira de Míchel

El hoy entrenador del Sevilla protagonizó la jugada más extravagante vista en los Real Madrid-Athletic

Día 17/11/2012 - 17.53h

El Real Madrid se enfrenta en el Bernabéu al Athletic Club, dos históricos que siempre han militado en Primera División. De 81 enfrentamientos, 53 victorias blancas por 15 empates y 13 derrotas. Los madridistas han ganado los últimos siete años (marcando 25 goles); ganaron 12 de los últimos 13; con 19 victorias en las últimas 23 campañas. Tres temporadas lleva el Madrid goleando: 4-1 el año pasado y 5-1 los dos anteriores (con seis goles de Cristiano, cuatro de penalti). Y aunque se cumplen ya ocho temporadas sin que venzan los leones, 17 es el récord (1953-70), con un 1-2 y primer gol rojiblanco de un jovencísimo Javier Clemente.

Han jugado un Madrid- Athletic de Liga en Madrid, vestidos con los dos equipos, futbolistas como Urquizu, Ortiz, Alkorta, Lasa y Karanka. Sanchis es el jugador que más veces lo ha disputado, nada menos que 17 partidos. Iribar estuvo en la portería en 15. Los rojiblancos Urrutia y Lacabeg han visto cuatro tarjetas amarillas cada uno, pero una menos que los madridistas Hierro y Guti, que la vieron cinco veces frente a los vizcaínos (los dos son también, junto con Sergio Ramos, los que más tarjetas amarillas han visto en toda la historia de la Liga con el Real Madrid).

El máximo goleador de los Madrid-Athletic en Chamartín ha sido Zarra, que marcó nueve goles, con cuatro dobletes, uno de ellos con un 3-6 memorable, en la temporada 46-47 (Zarra marcó 251 goles en nuestra Liga, en 15 temporadas). Ningún madridista ha conseguido marcar en casa tantos goles contra los leones: Molowny y Hugo Sánchez lograron ocho, y Michel siete; seis han hecho, además de Cristiano Ronaldo; Alonso, Puskas, Di Stéfano, Raúl y el bilbaíno Gorostiza.

Michel podría haber marcado cinco años consecutivos si no hubiera fallado un penalti, en el 5-0 de la 91-92. El Madrid arrolló aquella noche, con un triplete de Hagi, y goles de Hierro y Hugo Sánchez (su último gol ante los leones, de media chilena, se producía después de doce meses sin marcar). Pudo llegar el sexto gol, con un penalti a favor por mano de Andrinua, a 11 minutos del final. El público pidió que el castigo lo ejecutase Hugo. Pero el mexicano, que fue un especialista, acababa de fallar uno ante el Real Burgos, en Copa del Rey, y ese año dejó el testigo a Michel, que se encargó de tirarlo. Antes del lanzamiento, Michel protagonizó unos minutos estrafalarios: colocó el balón ante el obstáculo de los jugadores bilbaínos, mientras discutían con el árbitro en el punto de penalti. Entonces Michel agarró el balón del suelo y se adelantó unos metros con él, y tiró el penalti sin nadie, marcando un gol de mentira (lo hizo hasta dos veces), lo que terminó por encresparlo todo, por la chulería de la anécdota. El madridista se enzarzó en un tumulto con medio equipo contrario, bromeando, especulando y vacilando a los rivales, que lo tomaron como un gesto antideportivo. El árbitro Pérez Sánchez mostró tarjetas amarillas al propio Michel y a Ayarza, mientras continuaba un cruce de palabras a empujones. Michel terminó fallando el penalti, que tiró al poste. Beenhakker prefirió sustituirlo por Milla.

De haber marcado aquel penalti, hubiera significado un 6-0, la máxima diferencia en una victoria en Liga solo conseguida dos veces (6-0, casualmente, como este sábado, también en un 17 de noviembre, de 1957; y 7-1 en la 80-81, con un triplete de García Hernández y un partidazo de Cunningham). De haber marcado Michel aquel penalti, se hubiera convertido en el único futbolista en marcar en cinco Madrid-Athletic consecutivos (comparte con Higuaín el haberlo logrado cuatro veces).

De haber dejado tirar el penalti a Hugo Sánchez, y haberlo transformado, el mexicano hubiera empatado con Zarra, con nueve goles en estos 81 enfrentamientos. Hugo Sánchez hizo unas declaraciones posteriores reclamando su titularidad, hecho que muestra que toda la vida han sido «moviditas» las ruedas de prensa. Y aquel Madrid —dijeron los medios— jugó mal aquella noche, con triunfo a base de pegada, hecho que muestra que la historia se repite muchas veces.

En aquel Madrid-Athletic de 1992 estuvo Pelé en el palco. Curioso, porque cinco temporadas antes lo había estado, en un Madrid-Athletic, Maradona, siendo aún jugador del Nápoles.

Compartir

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Patrocinado por BBVA

Resultados

Sigue ABC.es en...

ABC Real Madrid

REAL MADRID

Ancelotti: «No hay partido de mayor calidad en el mundo»

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN. Ramos e Isco serán titulares. Deja la duda de Benzema o Khedira: Hacemos buen fútbol y ya se defiende como yo quiero"

Más información en Real Madrid

Buscador deportes

Resultados, datos y estadísticas deportivas

Buscar »
Lo último...
Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.