Fórmula 1

Unos zapatos muy pequeños acabaron con Paul di Resta

El inglés, que sustituyó a Massa en Williams, sufrió de lo lindo por unas zapatillas que no eran de su talla

Unos zapatos muy pequeños acabaron con Paul di Resta

El inglés Paul di Resta tuvo un agitado regreso a la Fórmula 1. No competía desde noviembre de 2013 y en Hungría sustituyó al brasileño Felipe Massa a los mandos del Williams. Pero su vuelta no pudo ser feliz ni completa por culpa de un abandono y de una pesadilla, los zapatos.

Di Resta salió el 19 y abandonó el Gran Premio en Hungaroring en la vuelta 60 cuando circulaba en 18ª posición. No pudo completarla carrera y conseguir algún punto para la escudería de Grove.

El piloto, que goza de una gran fama en la F1, confesó que lo había pasado mal, no solo por el abandono. «Ha sido muy duro desde el punto de vista físico -recalcó-. Lo pude sentir en mis hombros, pero sobre todo en mis pies. Las botas eran muy pequeñas. Mis pies me estaban matando», confesó.

Tanto tiempo de inactividad le pasó factura por un error de cálculo en los botines. En su equipo ensalzaron el trabajo que realizó, más allá de sus pies doloridos. «En estas circunstancias, Paul hizo un trabajo absolutamente fantástico. Pena que no le dimos un coche preparado para llegar al final».

Toda la actualidad en portada

comentarios