Fórmula 1El McLaren, más tiempo en el garaje que en la pista

A pesar de los problemas, Alonso es optimista y espera disipar las dudas en las últimas dos jornadas de entrenamientos

Actualizado:

El rostro de Fernando Alonso al final del día de ayer era una mezcla de optimismo e incredulidad. Los problemas del McLaren, que de nuevo se pasó más tiempo en el garaje que en la pista, generan dudas en el asturiano, feliz por ver cómo el mismo motor montado en el Red Bull avanza sin problemas y con un rendimiento bastante alto.

Los altibajos en la pretemporada de McLaren son evidentes. De los seis días de pruebas en Montmeló, el monoplaza papaya de la escudería británica apenas ha podido rodar en dos de ellos sin problemas. Una tuerca mal apretada, un fallo eléctrico, una fuga de aceite... Al coche de Fernando Alonso le ha pasado casi de todo y aun así el asturiano sigue empeñado en ver la botella medio llena. «La diferencia con las pretemporadas de años anteriores, de 0 a 10, es de 11. No tienen nada que ver. Ahora lo tenemos todo probado. Tenemos las cosas muy claras», explicaba ayer el piloto español.

La jornada no comenzó mal para él. Durante la mañana, Alonso fue el piloto que más vueltas dio al trazado (47), marcando tiempos aceptables hasta que una fuga de aceite arruinó el día para la escudería. Aunque nada tenía que ver con el propulsor Renault, la avería obligó a cambiar el motor, lo que impidió a Alonso volver a salir a la pista hasta última hora de la tarde. «Tenemos resueltas las respuestas que necesitábamos antes de ir a Australia, como todo lo relacionado con las suspensiones traseras. Sí que nos gustaría hacer tandas largas, dar más vueltas por si se descubren nuevos problemas en el coche, pero el 99 por ciento de lo que queríamos saber, lo sabemos. Esto, en los últimos tres años, no lo tuvimos», señaló Alonso, optimista a pesar de los problemas.

En ese horizonte de felicidad, tiene buena parte de culpa el hecho de que el motor Renault apenas haya dado disgustos más allá de los problemas de altas temperaturas generadas en el interior del monoplaza.

Felices con Renault

El rendimiento del propulsor francés está fuera de toda duda, tal y como ha demostrado Red Bull en estas dos primeras jornadas de entrenamientos en Montmeló. Tanto Verstappen como Ricciardo han exprimido al máximo el motor Renault, que ayer fue el más rápido sobre el trazado catalán, por delante incluso de Mercedes y Ferrari.

También fue una jornada amable para Carlos Sainz y Niko Hulkenberg, que pudieron llevar al límite el Renault oficial, al rodar 190 vueltas entre los dos. «Ha sido un día muy productivo, hemos completado nuestro programa y hemos dado un paso adelante muy importante. Conozco mucho mejor el coche y estoy más confiado. Puedo decir que vamos en el camino correcto», afirmaba el español, que espera confirmar esos buenos augurios en las dos jornadas que aún quedan para terminar la pretemporada en Montmeló.