Gran Premio de España

Alonso recompensa al niño que se volvió loco con él

Como el año pasado con Raikkonen y un fan de Ferrari, el español pidió a la F1 que lleve al paddock a este seguidor

Actualizado:

Los niños siempre alegran la vida, dice el refrán. Eso también pasa en la Fórmula 1, donde este sábado se vivió un episodio conmovedor. Un pequeño aficionado, equipado con la casaca de McLaren, se volvió loco con la entrada de Fernando Alonso en la Q3. Lo celebró como si no hubiera mañana en la grada y lo captaron las cámaras de la televisión.

Alonso vio esas imágenes en la privacidad de su camerino en McLaren y a media tarde, pidió ayuda a la Fórmula 1 para localizar a ese chaval. Como sucedió el pasado con un infante que lloró con la retirada de Kimi Raikkonen.

Alonso estaba motivado con el renovado McLaren: «El coche es mejor, más rápido, definitivamente es un paso adelante. Todo es posible en los próximos grandes premios, pero para ello no podemos parar en la evolución».

Se le recordó a Alonso el ejemplo del Red Bull y el español se metió presión a sí mismo y a su equipo. «Llegar más arriba depende de nosotros, de nadie más. Red Bull lleva el mismo motor Renault y se demuestra que la diferencia se puede enjugar con el chasis. Es un desafío para todos en la fábrica. Y lo podemos hacer».