Tour de YorkshireLos reflejos de un voluntario evitan un grave accidente

El coche del equipo Astana, que seguía al pelotón, tomó una curva desmasiado rápido

Actualizado:

En las carreras ciclistas es habitual ver a alguno de los participantes irse al suelo por las temidas isletas que pueden encontrarse en mitad del recorrido. Por en las grandes rondas suelen colocarse agentes para señalizarlas agitando un banderín,mientras que en el caso de las pruebas más modestas lo hacen voluntarios.

Uno de ellos se salvó de un grave accidente en la cuarta y última etapa del Tour de Yorkshire gracias a sus reflejos. Señalizaba una isleta a la salida de una curva cuando, tras pasar los primeros ciclistas, llegaron los coches de equipo.

Uno de ellos, el del equipo Astana, no calculó bien su trazado o bien lo hizo demasiado rápido, por lo que se fue directamente contra el voluntario. Afortunadamente éste consiguió esquivar el vehículo por muy poco y salir ileso de lo que había podido ser un grave accidente.

El equipo kazjao ha querido disculparse hoy a través de un comunicado en su perfil oficial en la red social Twitter.