Vídeo: Chris Froome ha dado positivo en un control de La Vuelta España
Vuelta a España

Chris Froome, positivo por salbutamol en la Vuelta

Chris Froome, cuatro veces ganador del Tour, dio positivo por «Ventolín» en la carrera que ganó en septiembre

El salbutamol es una sustancia que ayuda a combatir el asma, pero al británico le han encontrado el doble de lo permitido

MadridActualizado:

De nuevo el ciclismo se ve sacudido por un caso de dopaje. El mejor ciclista del mundo, el que más Tours ha encadenado en los últimos tiempos (4), Chris Froome dio positivo en un control antidopaje durante la pasada Vuelta a España. El célebre salbutamol, un broncodilatador para combatir el asma, fue la sustancia detectada en el control. Es un producto permitido hasta un límite, 1.000 nanogramos por mililitro. Para rebasar esa cifra, se necesita un permiso terapéutico de los médicos de la Unión Ciclista Internacional (UCI). El problema para Froome es que su tasa fue el doble, 2.000 nanogramos por mililitro.

La Unión Ciclista Internacional comunicó la información que ya avanzaba el periódico inglés The Guardian. Chris Froome dio positivo por salbutamol en una muestra obtenida el pasado 7 de septiembre de 2017, en la 18ª etapa de la carrera, de 169 kilómetros, entre Suances y Santo Toribio de Liébana (Cantabria).

El medicamento en cuestión puede ser usado por los deportistas como inhalador, siempre que presenten una prescripción médica por asma y su caso sea aceptado por los responsables médicos de la UCI. Son los famosos TUES, permisos autorizados de productos. Pero el salbutamol no puede ser ingerido de otra manera, por vía oral o por intravenosa. Según los expertos consultados, por inhalación es casi imposible llegar a esa cifra de 2.000 nanogramos por mililitro.

Froome, como gran parte de los ciclistas del pelotón, dice ser asmático.

«El control antidopaje fue planeado y llevado a cabo por Cycling Anti-Doping Foundation (CADF), organismo independiente encargado por la UCI, a cargo de definir e implementar la estrategia antidopaje en el ciclismo», señala el comunicado de la UCI. «El análisis de la muestra B ha confirmado los resultados de la muestra A del ciclista y los procedimientos se están llevando a cabo de acuerdo con las Reglas antidopaje de la UCI».

La UCI no sancionará de momento al corredor del Sky, ya que el salbutamol es una sustancia light en el reglamento antidopaje de la Agencia Mundial (AMA).: «Como cuestión de principio, y aunque el Código Mundial Antidopaje no lo exige, la UCI informa de forma sistemática posibles violaciones de las normas antidopaje a través de su sitio web cuando se aplica una suspensión provisional obligatoria. De conformidad con el Artículo 7.9.1. de las Reglas Antidopaje de la UCI, la presencia de una sustancia como Salbutamol en una muestra no da lugar a la imposición de dicha suspensión provisional obligatoria contra el corredor».

El Sky ha admitido el resultado del control antidopaje efectuado en la Vuelta a España y Froome se ha justificado de la siguiente manera. «Uso un inhalador para controlar los síntomas, y siempre dentro de los límites permitidos. Mi asma fue a peor según avanzaba la Vuelta y, aconsejado por mi médico, aumenté la dosis».

Le toca ahora al Sky el proceloso trabajo de argumentar el motivo por el que en la orina de Froome había más salbutamol del permitido. Y evitar así una sanción mayor.

Chris Froome iniciaba esta temporada con la ilusión de ganar la última gran carrera que le falta en su palmarés: el Giro de Italia. El corredor británico cuenta de momento con cuatro victorias en el Tour de Francia (2013, 2015, 2016 y 2017), una en La Vuelta España (2017) y una medalla de bronce en el Mundial de Contrarreloj celebrado este año.