Copa del ReyEl Gran Canaria Arena silencia los gritos independentistas de la afición del Barcelona

El pabellón pitó a los seguidores azulgranas por sus proclamas y le respondió con gritos a favor de España

Actualizado:

Quedaban cinco minutos para el descanso del partido entre el Baskonia y el Barcelona cuando los seguidores del club azulgrana entonaron un grito clásico del Palau a favor de la independencia catalana. Una proclama que fue mayoritariamente pitada por el resto de público presente en el Gran Canaria Arena.

Se produjo entonces un enfrentamiento dialéctico entre unos y otros. Cantos a favor de la unidad de España que resonaban por encima del grito de "independencia". Pitos y coros que terminaron con un "Yo soy español, español, español" que acabó con cualquier tipo de polémica.

Ya ocurrió hace tres años, cuando los tímidos pitos al himno nacional durante la final fueron acallados por la mayoría del público presente. Una vez más, los canarios han demostrado su orgullo por ser españoles.