Pau Gasol, feliz en su etapa con los Chicago Bulls
Pau Gasol, feliz en su etapa con los Chicago Bulls - Ignacio Gil
NBA

Pau Gasol: «En EE.UU. es inconcebible que se pite al himno»

Extracto de la entrevista que el pívot de los Bulls ha concedido a ABC en Chicago, en la que no rehúye ningún tema

Actualizado:

Pau Gasol recibe a ABC en Chicago para analizar el momento deportivo que está viviendo, su relación con Marc, la importancia de Phil Jackson en su carrera y todos los temas que rodean al baloncesto.

-¿Con el paso de los días, qué recuerdo tiene del salto que protagonizó junto a su hermano Marc en el All Star de Nueva York?

-Un fin de semana inolvidable. Un momento para la historia. De forma íntima, personal y familiar, pero también de la historia del baloncesto a muchos niveles. Algo que quedará para siempre en nuestro interior. Como todos los «All Star» fueron días agotadores, pero muy bonitos de vivir. No sé si podremos repetirlo, pero sin duda es un momento especial en mi vida.

-¿Qué queda de aquellos niños que jugaban en la canasta de sus abuelos?

-Algo queda. Hay cosas que no cambian. Esa ilusión por el deporte, por el baloncesto, sigue igual. La competitividad que teníamos entonces la hemos trasladado a las canchas de la NBA. Pero también sigue ahí el aprecio que nos tenemos. Es una relación muy cercana. Muy bonita. Todo eso queda ahí, y es importante que así sea.

-¿Qué importancia tienen esas raíces en su éxito?

-Son importantes, pero no solo para el deporte. Tus raíces te dan la base y la solidez que necesitas en tu vida. Sirven para apreciar muchos momentos y para no perderte en otros. Para nosotros es fundamental mantener presentes esas raíces para no olvidar que crecimos así y que así es cómo nos educaron.

-¿Si tiene que elegir, con qué se queda: otro anillo para usted o uno para su hermano?

-¡Ostras! Si tuviera que elegir… es una pregunta complicada. Yo a Marc le deseo lo mejor y me encantaría que ganara un anillo, pero yo también querría repetir una vez más. Soy una persona ambiciosa y estoy aquí para luchar por eso. Mucha gente pregunta por la posibilidad de una final entre los Grizzlies y los Bulls. Es difícil, pero es algo que podría ocurrir. Sería bonito enfrentarte con tu hermano sabiendo que uno de los dos va a ganar el anillo. Lo malo es que el otro lo perdería y viviría una situación muy frustrante. Si tuviera que elegir... no lo sé. En parte sí me gustaría que Marc ganara un anillo, pero está claro que si me lo jugara con él iría a ganarlo.

-¿Es hermano mayor de los de dar consejos?

-Claro que sí, cuando lo creo necesario siempre lo hago.

-¿Le daría a Marc el consejo de ponerse en manos de Phil Jackson, tal y como hizo usted en los Lakers?

-Pero es que la experiencia que yo viví con Phil Jackson no sería igual en la posición en la que está ahora mismo Phil Jackson en los Knicks, así que es un consejo que no le daría en este caso. Marc sabe mucho de este deporte para tomar esa decisión que tiene que tomar este verano (será agente libre). Sobre todo conoce sus sentimientos, que al final es lo que tiene más peso. Para Marc, eso marcará su decisión, como me ocurrió a mí hace unos meses. Yo sentí que venir a Chicago era la situación en la que más feliz me iba a hacer y la que más opciones me daba de ganar otro anillo y Marc sentirá algo parecido dentro de unos meses y en eso tiene que basar su decisión.

-¿Cree que Phil Jackson conseguirá un proyecto campeón en los Knicks?

-Por el afecto que le tengo, claro que me gustaría que tuviera éxito. Las cosas no han empezado muy bien, pero la fortuna muchas veces tiene gran peso en este deporte. No sé si lo podrá conseguir en estos cinco años. Yo le deseo lo mejor, tanto a él como a Derek Fisher, que son parte de mi familia y mi historia en la NBA, pero si nos jugáramos el anillo con ellos, no desearía lo mismo… (Se ríe).

-¿Es una de las figuras más importantes para usted en la NBA?

-Es una de las grandes figuras y una de las mejores personas que me he encontrado en mi carrera en la NBA y también en mi vida.

-¿Le sorprende que no tengamos seleccionador a día de hoy?

-Claro que me sorprende. No sé a qué se debe, pero complica mucho la forma de preparar un torneo tan importante como el Europeo. Por eso me llama la atención. Cuanto más tiempo tenga una seleccionador, mejor podrá preparar el equipo y tener un plan de cara a cualquier gran torneo.

-¿Influirá la elección en su decisión de estar con la selección en verano?

-No.

-¿Qué tipo de seleccionador le gustaría a Pau Gasol?

-Un técnico que venga con ilusión, con ganas y con compromiso. Que tenga conocimientos también, pero que sepa manejar el grupo y las situaciones complicadas que se le vengan encima.

-¿De qué dependerá su decisión?

-De mi estado físico y de cómo me encuentre al final de la temporada, que es lo que marca mi futuro cada verano. Veremos cuando acaben los playoffs. Será entonces cuando decida.

-¿Le da tiempo a seguir el día a día del país desde la distancia?

-No tanto como me gustaría.

-¿Qué le parece el nuevo marco político que se ha formado en Andalucía y que puede ser el reflejo de lo que marcará el futuro del país?

-En momentos de crisis y dificultad, siempre surgen iniciativas nuevas y es reflejo del deseo de cambio. La gente tiene más diversidad a la hora de elegir y puede decidir quién quiere que esté en el poder. Tener diferentes perspectivas y opciones siempre es bueno.

-¿Nos ven en Estados Unidos como un país corrupto?

-No, yo creo que no. No percibo eso. La imagen de España hasta ahora, más allá de la crisis económica que aún estamos atravesando y que sí que llegó con mucha fuerza aquí, es que es un país que todos quieren visitar, donde la calidad de vida es muy alta, que tiene buena comida y con un deporte al mejor nivel. Así que yo creo que por encima de todo, tenemos una imagen muy positiva de puertas para afuera.

-¿Se imagina que en uno de los partidos que disputa en Estados Unidos se pitara al himno nacional?

-Aquí, el momento del himno se vive de una manera muy sentimental. Patriótica. Eso es algo que no podría suceder. Sería impensable.

-¿Y qué le parece que eso ocurra en España?

-Históricamente no es algo que se pueda comparar. Por una parte, está claro que está la libertad de expresión. No todo el mundo está de acuerdo con ciertas cosas. Pero por otra parte está el respeto a ciertas instituciones, al significado de un himno nacional. Es un tema de cierta controversia, sin duda alguna. Tampoco podemos cambiar la historia de nuestro país, que es como es, y por eso hay realidades tan diferentes que coexisten.

-¿Cataluña sin España sería peor?

-Pues no lo sé. No tengo ni idea. No sé si sería mejor o peor. Sin duda, diferente. Eso es algo que, como dices, es condicional. Es algo que no sabemos si sucederá o no. Si llegará a suceder. Es otro tema de controversia y actualidad y no sé qué ocurrirá.

-¿Qué libro le recomendarías a los políticos del país?

-Creo que los libros son algo muy personal y subjetivo. Por mucho que el perfil de un político sea de una determinada forma, no todos podrían sacar la misma enseñanza de una lectura. Eso sí, creo que todos los políticos y la gente en general deberían leer más para aprender, para mejorar y crecer. Para ser mejores en lo que son o quieran ser. Esa responsabilidad que tienen a nivel social debe ser un acicate para seguir mejorando.

-¿Usted que está harto de volar todos los días, cuándo ve una tragedia aérea como la de los Alpes, le da muchas vueltas a la cabeza?

-Sí que un flash te viene. Yo no soy una persona que le dé muchas vueltas a este tipo de cosas, pero sí que se te viene a la cabeza. Lógico. Te das cuenta de la fragilidad de la vida. De lo vulnerables que somos a veces. Volar o conducir es algo que te expone a ciertos riesgos que no siempre están en tu mano. En este caso, ha sido una tragedia por la decisión de una persona que decide voluntariamente estrellar un avión y acabar con la vida de 149 inocentes, con la repercusión que eso tiene en sus familias. Es una tragedia de un nivel muy alto y más cuando 50 de las víctimas son de casa, muchas de ellas de Barcelona… Es un momento duro y triste, pero que invita a reflexionar y ver que a veces estamos en manos de factores tecnológicos o humanos que pueden fallar.

-La última. Aunque queda aún muy lejos, ¿le veremos en los Juegos Olímpicos de 2016?

-Sí, ojalá que sí. Es algo que me gustaría.

Las preguntas de...