Nigeria-AtléticoTorres y el juvenil Borja Garcés brillan en la despedida de la temporada

El 'Niño' volvió a marcar en su último partido como rojiblanco y el canterano decidió el partido con un derechazo a la escuadra (2-3)

Actualizado:

Un derechazo a la escuadra del juvenil Borja Garcés, de 18 años, firmó este martes la última victoria de la temporada del Atlético de Madrid, vencedor por ese gol en los instantes finales frente a la selección nigeriana B, sin ningún futbolista de los que jugarán el Mundial de Rusia 2018 (2-3).

Ni en el equipo local -rival en el grupo D de Argentina, Islandia y Croacia en Rusia 2018-, ni en el rojiblanco, con todos los mundialistas ya de vacaciones para sumarse a las respectivas concentraciones con sus selecciones, entre ellos Antoine Griezmann, el nombre que marca la actualidad; pendientes todos de su futuro en el conjunto madrileño, conscientes de la transcendencia de que siga.

Tampoco viajaron a Nigeria ni el francés Lucas Hernández ni los uruguayos José María Giménez y Diego Godín ni los españoles Koke Resurrección, Saúl Ñíguez y Diego Costa ni el brasileño Filipe Luis ni el croata Sime Vrsaljko, además de Stefan Savic, todos ante la inminente convocatoria con sus respectivos equipos nacionales.

Primero marcó la selección nigeriana 'B', más presente en el área, al principio frenada por una buena parada de Jan Oblak frente a Kadiri Samadi y por delante en el marcador a la media hora, con un derechazo colocado y tocado de Kelechi Nwakali desde fuera del área que superó cerca de la escuadra al portero esloveno (1-0, m. 30).

En tres minutos, empató el Atlético. Thomas Partey, uno de los cinco futbolistas del primer equipo que partió desde el once junto a Oblak, Juanfran, Correa y Gameiro -luego en la segunda parte también jugaron Werner, Vitolo, Fernando Torres y Gabi-, conectó con Correa en un pase profundo que el argentino transformó en el 1-1 (m. 33).

En un duelo animado, alejado de la tensión competitiva habitual y con una oportunidad más de Nigeria antes del descanso, el Atlético ya se sintió superior a su adversario, desbordado en cuanto el balón era de Fernando Torres, que lanzó un trallazo que detuvo Femi Thomas, o de Vitolo, imparable cuando regateó a sus contrincantes.

Entonces, todo el protagonismo recayó un rato en el portero local, que repelió dos remates de Kevin Gameiro y que vio como el balón se perdía a unos centímetros de su portería en un intento de Fernando Torres. El madrileño le batió en la siguiente ocasión, ya por encima de la hora de partido, al cabecear un córner de Correa.

El triunfo pareció bajo control hasta el 2-2 a once minutos del final de Usman Muhammad, que se recreó en el área con unos cuantos regates y los culminó con el éxito del gol, al batir a Axel Werner para anotar un empate desnivelado instantes después por el juvenil melillense Borja Garcés y un tiro potente, imparable y ganador.