Final Europa League 2018

Las mejores imágenes de la fiesta de los jugadores del Atlético

Las pullitas al Real Madrid de Juanfran, los cánticos a Fernando Torres, o el precioso gesto de Antoine Griezmann con el 'El Niño'

Actualizado:

Los jugadores del Atlético de Madrid tenían ganas de volver a tocar metal. La plantilla rojiblanca acumulaba dos decepciones en dos finales de Champions League y ganar en Lyon se antojaba como parte de la cura. El partido demostró el nivel superior de madrileños con respecto a sus rivales, y volvió a colocar la competición europea como una de las preferidas para el club. Una vez los 90 minutos concluyeron, la plantilla comenzó la celebración.

Uno de los protagonistas del encuentro fue Fernando Torres. Pese a que apenas jugó los dos minutos finales, el «9» levantó la copa. 'El Niño' por fin lograba un título con el club de sus amores. Sus compañeros no dudaron en cantarle en el autobús, reconociéndole el peso que tiene dentro del vestuario y en la entidad.

Fernando Torres, además, fue uno de los encargados de animar a los aficionados en Lyon desde el terreno de juego. Enfundado en una bandera rojiblanca, tomó el megáfono y acompañó y dirigió los cánticos de la hinchada hasta allí desplazada. El ya mítico «Te quiero Atleti» resonó en el campo para orgullo del de Fuenlabrada.

Otro de los pesos pesados del equipo también lideró los cánticos de la grada durante la celebración. Juanfran Torres, que entró en sustitución de Vrsaljko en el descanso, se acordó del Real Madrid al término del encuentro. Aupado por los aficionados rojiblancos, entonó una de las melodias que recuerdan al vecino: «Jugadores, jugadores, hemos venido a ganar, que se enteren los vikingos, quién manda en la capital».

En el autobús, la plantilla también quiso reconocer la gran labor de Jan Oblak esta temporada. Savic fue el encargado de publicar el vídeo en el que sus compañeros cantaban al portero esloveno. Parafraseando a la parroquia colchonera que acude al Wanda Metropolitano, se escuchó el ya clásico «Obi, Oblak, cada día te quiero más». El cancerbero no pudo contener la risa.

Sin embargo, uno de los gestos que se adelantaron a la fiesta que vendría después lo tuvo Antoine Griezmann. El gran protagonista de la noche dejó un magnífico detalle en los minutos finales del encuentro. Tras el gol de Gabi que certificaba -más si cabe- el triunfo, el francés se acercó al 'Mono' Burgos para pedir la entrada de Fernando Torres al campo.