Griezmann, en la celebración del Atlético por la conquista de la Europa League
Fiesta

Clamor atlético en la celebración de Neptuno: «¡Griezmann, quédate!»

La plantilla pide a coro al francés que no se vaya al Barcelona durante la celebración de la Europa League

MadridActualizado:

Cuatro años después de vestirse de gala por última vez, Neptuno volvió este viernes a convertirse en epicentro del sentimiento rojiblanco y recibió con los brazos abiertos al Atlético de Madrid, que celebró la conquista de la Europa League acompañado por las jugadoras del equipo femenino, campeón de Liga. En una jornada en la que a Fernando Torres se le escapó más de una lágrima al disfrutar de la celebración soñada desde niño, los jugadores dieron una sorpresa a Antoine Griezmann, al que pidieron a coro que se quede en el club. El «¡Griezmann quédate!», acompañado por las voces de miles de hinchas, atronó hoy en la noche madrileña más rojiblanca.

La fiesta resultó diferente a las vividas en citas anteriores porque, por primera vez, las plantillas del equipo masculino del Atlético de Madrid, campeón de la Europa League, y del conjunto femenino, que el pasado fin de semana revalidó el título de la Liga Iberdrola, celebraron juntas sus éxitos. A pesar de la amenaza de lluvia, los seguidores escoltaron durante todo el recorrido a sus ídolos, que estuvieron acompañados también por el equipo juvenil, ganador de la Liga y la Copa de Campeones. Una celebración que Gabi dedicó ante Neptuno a Fernando Torres, quien acabó manteado. «Este título está dedicado a él, que es el Atlético de Madrid», dijo el capitán sobre el escenario. Poco antes, Lucas Hernández había cogido el micrófono para pedir una última reflexión al héroe de la final ante el Marsella. El «¡Griezmann quédate!» que comenzó a cantar el defensa fue secundado por el resto de sus compañeros en un nuevo intento por convencer al francés para que no fiche por el Barça.

Fiesta con las féminas

Antes de la fiesta en Neptuno, el Atlético realizó las tradicionales visitas institucionales. «Enhorabuena a las féminas, sois un orgullo para nosotros, estáis en lo más alto y es un placer y un privilegio compartir este momento con vosotras», resaltó Gabi durante su discurso en el Ayuntamiento, primera parada de una jornada inolvidable para Fernando Torres. El delantero, al que se le vio radiante y emocionado, disfrutó de su primera fiesta como atlético por las calles madrileñas. También Diego Simeone, que estuvo acompañado por sus hijos y fue uno de los más aclamados por la hinchada.

«El triunfo de un sentimiento». El lema que lucieron los jugadores en unas camisetas conmemorativas explica la explosión de cariño que recibió el Atlético por parte de su hinchada desde el minuto uno. La alcaldesa, Manuela Carmena, también dio «infinitas gracias» a los rojiblancos «por traer a Madrid grandes alegrías. Gracias a los dos inmensos equipos del Atlético». El Consistorio regaló una medalla de chocolate de Neptuno a los protagonistas.

En un ambiente distendido, el presidente Enrique Cerezo manifestó su deseo de regresar el próximo año al Ayuntamiento y lanzó un reto a Simeone. «Diego Pablo, hay que superarnos, eres el capitán de todo esto. Gracias a ti y a la plantilla. No está bien hablar antes de tiempo, pero la temporada que viene la final de la Liga de Campeones se disputa en nuestro estadio y me gustaría estar ahí celebrando el título. Tú, Diego Costa, marcarás algún gol», dijo.

Siguiendo el guión tradicional, la celebración continuó en la Catedral de la Almudena y en la sede de la Comunidad de Madrid, donde Koke y Godín, los otros capitanes, fueron los encargados de pronunciar los discursos. Ángel Garrido, nuevo presidente regional y que vivió su primer acto institucional, recibió como regalo una camiseta del club del que es un reconocido seguidor.

El primer beso de Fernando Torres

La traca final de la celebración se encendió en la fuente de Neptuno, donde los jugadores terminaron de soltarse y la fiesta se desató definitivamente. Aquí, miles de seguidores recibieron al grito de «campeones, campeones», mezclados con los de «campeonas, campeonas», a los autobuses en los que las plantillas se contagiaron de la alegría rojiblanca. Neptuno, cuatro años después, volvió a abrazar al Atlético y recibió el primer beso de Torres a lo largo de su carrera. El atacante, Gabi, Godín y Koke fueron los encargados de entregar una bandera y una bufanda en la estatua. Por fin, El Niño cumplió su sueño.

Foto de familia con la Europa League
Foto de familia con la Europa League
Diego Simeone se dirige a los aficionados
Diego Simeone se dirige a los aficionados
Fernando Torres besa la Europa League
Fernando Torres besa la Europa League