Amanda Sampedro, capitana del Atlético de Madrid Femenino
Amanda Sampedro, capitana del Atlético de Madrid Femenino - José Ramón Ladra
Atlético Femenino

Amanda Sampedro: «El fútbol femenino se merece un equipo como el Real Madrid»

La capitana del Atlético atiende a ABC antes de la final de la Copa de la Reina y analiza su carrera y la situación del fútbol femenino

Actualizado:

Amanda Sampedro era una asidua del Vicente Calderón en su niñez. Cuando gritaba los primeros goles de Fernando Torres en Segunda división, la actual capitana rojiblanca no se imaginaba que llegaría a convertirse en un referente del club y del fútbol femenino. Desde que dio las primeras patadas a un balón en el colegio hasta que se ha proclamado campeona de la Liga hace apenas unas semanas, Amanda ha saboreado las dificultades y los éxitos que conlleva convertirse en profesional. «Mi padre es muy del Atleti y desde pequeña me gustaba estar siempre con el balón. En cuanto fui al colegio, con seis años, vi un cartel para apuntarse a un equipo; ahí empezó todo», cuenta sobre sus inicios.

Los primeros toques sobre un campo de fútbol los dio en un equipo femenino, que no estaba federado, y en uno masculino, con el que sí competía. «Me entrenaba toda la semana, pero me encantaba». Desde la grada del Vicente Calderón soñaba con lucir un día la rojiblanca, algo que por aquel entonces parecía imposible, ya que hasta 2001 el Atlético no refundó su sección femenina. «Recuerdo que mi padre me dijo que habían hecho un equipo femenino. Cuando me llamaron para hacer las pruebas, había muchas niñas y le dije a mi padre que no me iban a coger. Apenas pude tocar tres balones, pero tuve la suerte de que me llamaron; y en el Atleti hasta hoy».

«Detalles como jugar en el Calderón o en el Metropolitano hacen que crezcamos y que se sumen más patrocinadores»

Un sueño que se hacía realidad. Antes tuvo otra gran oportunidad: «Me llamó el Rayo masculino. Para mí eso era la leche, pero mi padre me dijo que solo sería para estar un año y que tenía que estar en el Atleti. Le hice caso y no me arrepiento». A sus 24 años, Amanda es la capitana del Atlético y un icono dentro del club. Preguntada sobre el peso del brazalete, no duda en explicar lo que conlleva: «Eres el ejemplo para muchas niñas y tienes que tener los valores del Atleti muy claros; saber demostrar cómo es este club y cómo es su sección femenina».

Durante la niñez de Amanda, los referentes en el fútbol femenino eran difíciles de encontrar. Sin embargo, el crecimiento de este deporte ha cambiado el panorama y hoy en día ellas también sirven de ejemplo para los más pequeños: «Cuando iba al Calderón me fijaba en Fernando Torres. Hoy en día podemos ser referentes para muchas niñas y niños. Ellas, además, se ven mucho más reflejadas en ti y tienen esa suerte que yo no pude tener. Yo me fijaba en Torres, pero mi vida no tenía nada que ver con la suya. La de una niña sí puede ser más parecida a la que yo he vivido».

Casualidad o no, el crecimiento del fútbol femenino en España ha venido acompañado del auge del Atlético Femenino. Con dos ligas, una Copa y otra final este sábado, esta generación posiblemente sea la primera gran hornada de jugadoras de este club. «He visto un ascenso, luchar por la Copa y ganar una Liga. Cada año se va superando». El equipo, además, ha jugado en el Vicente Calderón y en el Wanda Metropolitano: «Esos detalles hacen que crezcamos y que se sumen más patrocinadores». Hoy a las 20.30 juegan la final de la Copa de la Reina contra el Barcelona: «Era muy difícil igualar la gran temporada pasada, pero lo hemos conseguido. Ahora queremos el doblete».

En cuanto a la comparación con el fútbol masculino, Amanda lo tiene claro: «Es un error. Ellos llevan muchos años de adelanto y mueven más gente. Tenemos que mirarnos desde otro punto de vista, no desde el comparativo. Estamos creciendo». Un crecimiento que, en cambio, no logra poner a los equipos españoles en la élite europea: «Ahora mismo hay equipos como el Lyon o el Wolfsburgo que son muy superiores, aunque cada vez hay menos diferencia».

«Es un error compararnos con el fútbol masculino. Ellos llevan más años y mueven más gente. Nosotras estamos creciendo»

Uno de los grandes ausentes en el fútbol femenino es el Real Madrid. «Yo soy muy del Atleti, pero sé que si el Real Madrid tuviese un equipo femenino daría un plus a la Liga. Sería muy bonito ver un derbi o un clásico. Creo que el fútbol femenino se merece un equipo como el Real Madrid, con todo lo que conlleva», dice.

Para seguir en este camino y continuar creciendo, Amanda insiste en la importancia de que todos los actores se impliquen para que el fútbol femenino sea cada vez más grande. Sobre qué le diría a una niña que quisiera ser futbolista, Amanda se lanza con un mensaje: «Que disfrute del camino. Los sueños acaban llegando con trabajo y tiene que valorar el día a día, disfrutar de su equipo y de sus compañeras. Cuando llegue el momento lo disfrutará mucho más».