Gran Premio de Macao

¿La salvada más difícil vista nunca en una carrera?

Markus Pommer retomó el rumbo de forma asombrosa pese a que su coche dio una vuelta de 360 grados

Actualizado:

La 64 edición del Gran Premio de Macao, que dejó este sábado la trágica noticia del fallecimiento del británico Daniel Hegarty tras un brutal accidente en el trazado urbano, también dejó imágenes deportivas para el recuerdo. Entre ellas destacó una protagonizada por el alemán Markus Pommer.

El piloto del equipo Aust Motorsport lideraba un grupo de competidores con su Audi R8 LMS cuando se vio en apuros al salir de una curva. Su coche perdió tracción y se le fue de atrás, tanto que acabó dando una vuelta completa de 360 grados. Sin embargo, la pericia del alemán, de 26 años, logró volver a poner el coche en la trayectoria correcta.