El comisionado Mikle Whan ha hecho de la LPGA un modelo de organización deportiva
El comisionado Mikle Whan ha hecho de la LPGA un modelo de organización deportiva - NURIA POMBO
Golf

La golfista española que conmovió al comisionado del LPGA

«Escuchar el himno era lo más importante para ella», recuerda Mike Whan sobre Carlota Ciganda

Palm Springs (EE.UU.)Actualizado:

Con motivo de la celebración del primer major de la temporada, el máximo responsable del Circuito Americano Femenino (LPGA) comentó con ABC las claves del éxito de este tour, que le han llevado a ser la organización deportiva femenina más importante y cómo ve el futuro de las deportistas.

- ¿Cuál es la clave del éxito del LPGA?

- Creo que no hay mejores patrocinadores y deportistas que los que tenemos en el LPGA, aquí los esponsors forman parte de la familia. Nuestro tour es de lo más internacional y la televisión nos hace más globales todavía. Nos ven en 170 países. Hemos superado la barrera de ser un deporte femenino, somos un deporte más.

- ¿Por qué se les considera la mejor liga del mundo?

- El LPGA está activo desde 1950 y, aunque estamos radicados en Estados Unidos, viajamos por todo el planeta y eso se ve por televisión. Cuando fuimos a los Juegos de Río me preguntaron que si era bueno para el deporte reunir a los mejores deportistas mundiales durante una semana y dije, “pero si eso es lo que hacemos nosotros torneo tras torneo”. Realmente ya éramos olímpicos mucho antes de serlo.

- Dentro del elenco internacional del tour, hay siete españolas presentes. ¿Qué significa para ustedes?

- Mucho, tienen gran calidad deportiva y humana y suponen un estímulo para el resto. Nos llamó mucho la atención la victoria española en la Copa del Mundo de 2014 cuando solo ellas creían en el triunfo. Nos asombró ver cómo disfrutaron jugando juntas y cómo disfrutaban representando a su país. Recuerdo estar charlando con Carlota Ciganda en la cancha de prácticas y comentarme que estaba más nerviosa que nunca. Entonces yo le dije que no había motivo, puesto que ese torneo no contaba para el Circuito, a lo que ella me contestó que llevar la bandera nacional y escuchar el himno era lo más importante para ella. Ahí me di cuenta de que España iba a ser un país duro de batir y al final ganó el torneo.

- Actualmente el Circuito Europeo (LET) tiene muchos problemas económicos. ¿Tienen pensado ir a rescatarlo?

- El golf en general será mejor con un circuito europeo potente. Me encantaría que las jóvenes deportistas pudieran estar en casa y mejorar al máximo antes de dar el salto al LPGA. El LPGA es muy complicado, con muchos viajes, muchos aviones, todas las semanas iguales de lunes a domingo… y a eso hay que adaptarse poco a poco. No se puede llegar de golpe a un nuevo país y a un nuevo circuito sin experiencia. Creo que eso lo deberían hacer primero en el LET y ofrezco nuestra colaboración para ayudarles a conseguir de nuevo un circuito potente.

- En cuanto a las ganancias, ustedes son la meca para las golfistas, pero sigue existiendo una gran diferencia con lo que perciben los hombres…

- Si cuando llegué aquí en 2010 me dicen que en 2018 habríamos aumentado los premios un 75 % no me lo habría creído. Y aún así ahora estamos lejos de lo que los hombres ganaban entonces. Evidentemente, estamos muy orgullosos de lo que hemos conseguido en nuestro tour, pues comenzamos con 40 millones de dólares y ahora estamos en 70 millones. Pero la realidad es que aún se trata de una quinta parte de los ingresos masculinos. No obstante creo que hay que ser optimistas y verlo como que todavía el golf femenino tiene un margen muy amplio de mejora.

- ¿Dónde puede estar la solución?

-Tenemos que preguntarnos si los hombres ganan más porque tienen mayores audiencias televisivas y, efectivamente, es así. Y la razón es que durante 39 semanas al año ellos dan sus torneos en televisión nacional en abierto y nosotros solo en siete. Así es muy difícil competir con las audiencias y colarnos en las parrillas televisivas. Ahora bien, sí que afirmo que si una cadena nos diera la oportunidad de estar en abierto durante 30 semanas las cifras serían muy distintas.