Steve Smith, ya excapitán del equipo australiano
Steve Smith, ya excapitán del equipo australiano - REUTERS

CricketEjemplar castigo de Australia a los jugadores que hicieron trampa

Entre 9 y 12 meses de suspensión para los capitanes y el jugador que raspó la bola mientras el país sigue en «shock»

Actualizado:

Steve Smith y David Warner, capitán y vicecapitán del equipo australiano de cricket, han sido suspendidos por un año por su papel en el escándalo del partido contra Sudáfrica en Ciudad del Cabo. Smith reconoció que durante el mismo hicieron trampa, utilizando una cinta para raspar la bola y cambiar su trayectoria, después de que las cámaras de televisión cazaran infraganti a su compañero Cameron Bancroft, también sancionado con nueve meses. Los tres jugadores han sido ya enviados a casa desde la concentración en tierras sudafricanas.

Los tres podrán participar en competiciones de clubes, pero no en torneos internacionales con su selección durante la duración de sus sanciones. La trampa premeditada que emplearon ante Sudáfrica ha sacudido al mundo del cricket no solo en Australia.

«David Warner no volverá a ocupar posiciones relevantes en el futuro», señaló la selección australiana de cricket. Mientras que Smith y Bancroft deberán esperar dos años para volver a hacerlo, e «incluso entonces dependerán de la aceptación por parte de los aficionados», añadió. Además, cada uno de ellos deberá completar cien horas de servicios comunitarios antes de volver a ser seleccionables.

Smith y Bancroft han sido considerados culpables de conocer el plan para hacer trampa, pero según las investigaciones de la Federación Australiana habría sido Warner el instigador.

«La Federación comprende el enfado de los aficionados y de la comunidad australiana por estos hechos pues van contra la integridad y reputación del cricket y del deporte australiano y las sanciones deben reflejarlo», explicó el presidente de la misma David Peever en un comunicado.

«Son sanciones significativas para jugadores profesionales y este organismo no las ha impuesto a la ligera. Esperamos que después del periodo de suspensión los jugadores sean capaces de volver a jugar al deporte que aman y reconstruyan sus carreras», zanjó.