Polideportivo

Ona Carbonell lanza su beca para estudiar en Australia

Después de su buena experiencia personal, la nadadora dará una oportunidad a otros jóvenes para que vayan a estudiar inglés y convivir en valores de vida saludable

Actualizado:

Tiene 27 años, medallas europas, mundiales y olímpicas. Un currículo envidiable en lo deportivo y unas tremendas ganas de seguir formándose para la vida. Ona Carbonell está preparando el dúo para Tokio 2020 con Paula Ramírez y también con Sara Saldaña, pues no se olvida nunca de la siguiente genración y de dejar un relevo perfecto que continúe la misma senda del éxito que atravesó ella.

Todavía no lo ha decidido pero quizá los de Japón sean sus últimos Juegos, pues llegará con 30 años: «No sé si después de Tokio tendré fuerzas para seguir. Este es mi cuarto ciclo olímpico entero y llevo seis Mundiales consecutivos. No solo son las lesiones, es la presión de estar allá arriba. Seis Mundiales sin bajar del podio es muy duro».

Pero con esas ganas de formarse que tiene, no le preocupa su futuro: «No tengo miedo por el día de mañana. No tengo experiencia laboral como tiene, a lo mejor, gente de mi edad, pero tengo la experiencia de unos Juegos Olímpicos, donde te juegas todo el trabajo de diez horas al día durante cuatro años en 3 minutos y 40 segundos, y me siento muy curtida y muy preparada para lo que venga», asegura. Además, la nadadora catalana está a punto de acabar la carrera de diseño de moda -el año pasado presentó su primera colección de bañadores y lleva diseñando los del equipo español los últimos cinco años- y sabe que, con su currículo, acabarán llamando a su puerta.

No obstante, Ona Carbonellnunca deja de formarse. Decidió marcharse a Australia, a través de la agencia AussieYouToo para estudiar inglés, pero también para extraer los valores de la naturaleza australiana, de la vida sana y el deporte, pues no se olvidó de su natación sincronizada ni de aprender a surfear. Ya de vuelta a España, la nadadora ha decidido compartir su experiencia con quien quiera vivirla y lanza una beca para que otros puedan tener la misma oportunidad que ella.

«Saber inglés me ha facilitado la vida personal y profesional y quiero motivar a otros a aprender el idioma como parte del camino para alcanzar las metas. Australia es un lugar único. Su cultura del deporte y vida saludable, la inmensidad de la naturaleza y la amabilidad de la gente lo hace un destino ideal para aprender inglés», explicó a su regreso. Ya era un referente en la piscina para los aficionados a la natación sincronizada. Pero quiere ir un paso más allá y concienciar sobre el deporte, la vida saludable y el inglés a través de su ejemplo.

La «Beca Ona Carbonell» se destinará a través de un sorteo a través de las redes sociales de la nadadora y de AussieYouToo, desde el 14 hasta el 28 de noviembre. Aussie YouToo es una empresa de apoyo que asesora y gestiona los trámites para lo jóvenes que quieran estudiar y trabajar en Australia.