Carlota Ciganda, en el Club Terramar de Sitges
Carlota Ciganda, en el Club Terramar de Sitges - TRISTAN JONES
GOLF - ESTRELLA DAMM MEDITERRANEAN OPEN

La Armada Española se cita para la Solheim Cup

Azahara Muñoz y Carlota Ciganda vuelven a Europa para mostrar su compromiso con la capitana Annika Sorenstam

Sitges (Barcelona)Actualizado:

Después de unos años prodigiosos para el golf europeo, en los que dominó por completo al estadounidense tanto en categoría masculina como femenina, los dos últimos han sido todo lo contrario. Primero fueron las chicas las que perdieron la Solheim Cup en Alemania en 2015 y, el año pasado, ellos no tuvieron opción en la Ryder Cup de Minnesota. De manera que ahora toca optar a la remontada heroica para devolver ambos trofeos a este lado del Atlántico.

La primera oportunidad llegará el próximo mes de agosto, cuando las europeas viajen a Des Moines (Iowa) para medirse a las estadoundenses en su propio territorio. Y para ello contarán con una capitana de excepción, Annika Sorenstam. La sueca, mejor jugadora del mundo cuando estuvo en activo, quiere comprometer a sus pupilas y que empiecen a hacer equipo desde el principio. Para eso ha sido fundamental la ayuda de su vicecapitana, Marta Figueras-Dotti, que ha conseguido organizar un torneo en España (el Estrella Damm Mediterranean Ladies Open) al que han acudido las principales golfistas continentales. «Estoy muy orgullosa de haber podido sacar adelante esta prueba gracias a los lazos con la empresa patrocinadora. Todo está preparado para disfrutar de una gran semana», reconoció Marta.

Con el apoyo de un patrocinador como Estrella Damm, del Ayuntamiento de Sitges y de un campo como Terramar, todo está preparado para que las europeas empiecen a hacer piña para su gran hazaña. Los nombres pesados del equipo, como Suzanne Pettersen, Ana Nordqvist, Melissa Reid, Karine Icher, Carlota Ciganda o Azahara Muñoz están disfrutando ya del recorrido barcelonés y tratarán de impresionar a sus entrenadoras. Aún quedan muchos torneos para que se determine el equipo (hay cuatro plazas por ránking mundial, otras cuatro por el europeo y otras tantas a criterio de la capitana), por lo que todas quieren estar en buena onda para entrar de una manera u otra. «Me encanta esta iniciativa de Figueras-Dotti -apunta Sorenstam- ya que nos permite ir motivándonos desde cuatro meses antes. No venía a España desde que era amateur y estar en este entorno mediterráneo es ideal para esta primera toma de contacto. Estaré muy atenta a la actuación de todas las candidatas».

Al margen de las dos olímpicas españolas, otras hispanas con potencial como Nuria Iturrios, María Parra, las hermanas Sanz (Patricia y Marta) y Noemí Jiménez también intentarán causar buena impresión a Annika. En total son 18 españolas las que participan desde hoy hasta el domingo en el torneo y las que tienen ocasión de ganar en terreno nacional, algo que hizo Azahara en el último Open de España de 2016. «Para mí fue increíble ganar en Marbella, delante de toda mi gente -comentó la malagueña- porque era la primera vez que me veían hacerlo desde que era profesional y fue una gran alegría para todos». Con la escasez de pruebas femeninas que hay en territorio español (este año solo habrá dos en España, esta de Sitges y el Open en la Costa del Sol), todas quieren esforzarse al máximo esta semana.

La gran estrella del torneo, por supuesto, es Carlota Ciganda. La navarra vuelve a casa después de dos triunfos en el LPGA Tour y como mejor española de la lista mundial (21). «Estoy muy contenta por estar aquí, me encanta jugar en España -comentó la pamplonesa-. Sé lo duro que es sacar un torneo como éste y lo mucho que se trabaja, y por eso encantada de poder ayudar al golf español estando aquí. El campo me gusta, es bastante simple de "tee" a "green" y con greenes muy movidos y amplios. Creo que va a haber resultados bajos y a ver si podemos estar el fin de semana luchando por la victoria». Su familia y numerosos amigos han llegado desde Navarra para animarla y eso la motiva, más que presionarla. «Me encantaría ganar aquí por ellos, pero tampoco debo volverme loca. Creo que puedo hacer muchos "birdies" estos días, pero debemos ir poco a poco», remató.