McKayla Maroney
McKayla Maroney - AFP
Olimpismo

Los abusos sexuales sacuden a la gimnasia

McKayla Maroney y Tatiana Gutsu, campeonas olímpicas, denuncian violaciones en medio de una ola mundial de concienciación sobre los abusos sexuales contra mujeres

Actualizado:

En la última semana, una oleada de denuncias y de concienciación sobre los abusos sexuales a mujeres, desatada tras las revelaciones sobre el ‘superproductor’ de Hollywood Harvey Weinstein, recorre el mundo. El deporte no es una excepción. Dos de las últimas revelaciones muestran las vergüenzas del mundo de la gimnasia. McKayla Maroney, campeona estadounidense por equipos en los Juegos Olímpicos de Pekín 2012, ha acusado de abusos repetidos al que fuera el doctor de la selección de gimnasia su país, Larry Nassar. Empezó cuando Maroney tenía 13 años, en su primera concentración con el equipo nacional, y no acabó hasta que colgó las mallas. «El doctor Nassar me decía que me daba ‘un tratamiento médico necesario aplicado en pacientes durante más de treinta años’», explicó la deportista en un mensaje en Twitter. Los ‘tratamientos’ ocurrían cada vez que Nassar tenía una oportunidad. La vez que más se asustó fue cuando el doctor le dio una pastilla para dormir en un vuelo y se despertó en la habitación de su hotel en Tokio recibiendo otro ‘tratamiento’.

Maroney no dio detalles sobre los abusos, pero el historial de Nassar es conocido. Le han denunciado más de 125 mujeres, y en julio se declaró culpable de tres cargos relacionados con pornografía infantil, por lo que podría ser sentenciado a entre 22 y 27 años de prisión. Hasta septiembre del año pasado, fue doctor de medicina deportiva y profesor en la universidad de Michigan State, un centro con gran tradición en deporte universitario. En varias de estas denuncias se detallaban masajes en el pecho y penetraciones vaginales y anales con los dedos a sus víctimas.

Marrones exigió «tolerancia cero» con los agresores y que se exijan responsabilidades a quienes los cometen. Recordó además que «nunca es tarde para hablar». Otra que lo ha hecho ha sido su colega ucraniana Tatiana Gutsu, ganadora de dos oros en los Juegos de Barcelona bajo la bandera del Equipo Unificado tras la disolución de la Unión Soviética. Su denuncia afecta a uno de los nombres más importantes de la historia de la gimnasia e incluso del olimpismo: Vitaly Scherbo. Gutsu denunció esta semana que el ganador de seis oros en Barcelona le violó un año antes durante una competición en Stuttgart. «Esta soy yo siendo valiente 27 años después», inicia su relato en un mensaje de Facebook, en el que denuncia que dos compañeros de equipo, Tatyana Toporova y Rustam Sharipov, no hicieron nada para evitar la violación. A Scherbo, que ahora vive en Las Vegas, donde tiene un centro de entrenamiento de niños, lo califica de «monstruo». «Me ha tenido en mi propia prisión de miedo durante muchos años. Sé que tratarás de defenderte. Pero mis detalles son mucho más fuertes que tus palabras».